1 a 1: San Carlos le apagó el festejo al campeón, Herediano

Si el primer partido del certamen refleja cómo será el Clausura 2019, estamos en el comienzo de un torneo vibrante, disputado, emocionante y al borde de la espectacularidad.

Al mando del debutante como DT en primera división, Luis Antonio Marín, San Carlos ratificó su credencial de club aspirante a clasificación y algo más; jugó de tú a tú de visita contra el monarca, ahora al mando del multicampeón Hernán Medford, y, como resultado, los espectadores disfrutaron de un gran partido, que finalizó 1 a 1.

El campeón celebró temprano, cuando Jimmy Marín recibió un bombón servido desde atrás por Gerson Torres, al 5’. Fue el primer tanto del certamen.

Herediano ganaba y comenzaba bien, pese a la ausencia de su mejor figura, Allan Cruz, fuera de convoctaria por una leve molestia muscular. Hernán Medford no quiso arriesgarlo.

Empero, San Carlos reaccionó veloz y al cuarto de hora había llegado tres veces, la más clara de todas, un balazo de Esteban Ramírez que estremeció el horizontal.

Con toda justicia, los Toros del Norte empataron al 20’, tras un pase globeado de Ismael Gómez que Heyreel Saravia rechazó mal, al centro, y aprovechó Marco Mena para doblarle la mano izquierda a Daniel Cambronero. 1 a 1.

San Carlos siguió atacando y Cambronero tuvo que emplearse a fondo; el Team respondió con cara a cara que José Guillermo Ortíz no pudo aprovechar, bien achicado por Marco Madrigal, y, desde entonces, el juego fue puro “ping pong”, abierto, ofensivo, con emociones en los arcos, bien jugado… ¿Antesala de un buen campeonato? ¡Ojalá!

Yendrick Ruiz, solo, solo, solo, remató débil y centrado, fácil para Madrigal; del otro lado,  Cambronero salvó dos veces seguidas al Team; le ganó un mano a mano a José Luis Cordero y tapó un remate de chilena de Alberth Villalobos; ¡partidazo!

Villalobos la volvió a tener, sobre recta final, al 82’, y Cambronero se la desvió magistralmente, abajo, a la derecha; en la respuesta, Marvin Obando le sacó de la línea lo que era el gol del triunfo florense a Jimmy Marín, al 92’, tras pésima salida de Madrigal.

La verdad, tan bien jugaron ambos elencos, que un gol en cualquier arco, a esa altura, habría sido injusto. Al final, aplausos para ambos, y el deseo que el campeonato sea tan bueno como su primer partido. Amén.

 

 

Columbia Deportiva en las redes