Banner Top

Al menos ocho muertos por el impacto de cohetes en casco antiguo de Damasco

Al menos ocho personas fallecieron hoy y más de veinte resultaron heridas por el impacto de proyectiles en el barrio de Bab Touma, en el casco antiguo de Damasco, informó el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Rami Abderrahman aumentó de esta forma el número de víctimas mortales ofrecido anteriormente por la agencia de noticias oficial siria, SANA, que cifró en cinco los muertos y 16 los heridos.

SANA responsabilizó al grupo "Ejército del Islam", una de las principales facciones rebeldes de Siria, del lanzamiento de cuatro proyectiles, que causaron además daños materiales en el área.

El Observatorio detalló que un proyectil cayó en la zona de Al Qaimariya, donde se ubican varios restaurantes.

El barrio de Bab Tuma, de mayoría cristiana, suele ser blanco de cohetes lanzados por los grupos armados rebeldes sirios desde los barrios que controlan en las afueras de la ciudad.

La caída de cohetes en Damasco disminuyó tras la entrada en vigor del alto el fuego pactado por EE.UU. y Rusia el pasado mes de febrero, que sigue vigente en muchas zonas de Siria, aunque los combates no se han detenido en este tiempo e incluso han aumentado en algunas localidades.

El Gobierno sirio dijo hoy que está dispuesto "a reanudar el diálogo" para "alcanzar una solución política" al conflicto y reiteró su compromiso con el alto el fuego, según una fuente del Ministerio de Exteriores citada por SANA.

La fuente subrayó que Siria aceptó el alto el fuego pactado por Estados Unidos y Rusia el 27 de febrero de 2016, pero pidió a Washington que "cumpla sus promesas" y "trabaje para detener el flujo de combatientes, armas y dinero" destinados a los terroristas en Siria, porque, apuntó, de otra manera "el cese de hostilidades es inútil".