Banner Top

En el PLN abundan los precandidatos, pero escasean los delegados para hacer sus asambleas partidarias

  • Published in Politica


El partido quedó obligado a conseguir quórum en la próxima asamblea, porque de lo contrario no podrá participar en las próximas elecciones nacionales.

Dos delegadas se presentaron a la cita, pero no quisieron registrarse.

El ex presidente José María Figueres minimizó el fracaso de la asamblea e invitó al ex mandatario Oscar Arias “a meterse a la lucha por la candidatura presidencial”.

Los temores que abrigaba en la víspera la cúpula del Partido Liberación Nacional se concretaron y de nuevo los liberacionistas no pudieron efectuar su asamblea nacional, el sábado anterior.

Llegaron casi las 11 de la mañana y el conteo solo arrojó la asistencia de 64 delegados, seis menos de los requeridos para arrancar una asamblea partidaria.

Antes de eso, las caras de preocupación se habían apoderado de los integrantes del comité ejecutivo y hasta del propio expresidente José María Figueres, quien hizo un buen gasto de teléfono mientras caminaba de lado a lado del primer piso del Edificio Cooperativo.

“¡Qué dicha que vino!”, gritó Figueres a una de las delegadas que ingresó al auditorio de los cooperativistas.

Pero ante la realidad de que no habría asamblea nacional, el comité ejecutivo optó por improvisar una reunión de trabajo en que abordó parte de los cambios al reglamento que se pretendían votar durante la jornada.

Hacer un “conversatorio”, como lo calificó Figueres Olsen, no contentó a todos los delegados, ya que algunos propusieron llevar a los ausentes que habían confirmado asistencia, ante el Tribunal de Etica y Disciplina.

Tras la actividad que se extendió por casi tres horas, Figueres rechazó estar preocupado por no haber podido avanzar en el reglamento que definirá las reglas para los procesos de distritales y la convención para escoger candidato presidencial.

 


Pero el presidente de los verdiblancos, Jorge Pattoni, asumió con realismo lo ocurrido y prometió visitar delegado por delegado para alcanzar el quórum en la próxima convocatoria.

 
 

También el Secretario General del partido, Fernando Zamora, reconoció que algunos de los delegados que no asistieron saben que rompiendo el quórum le ocasionan un caos a los actuales líderes del partido.

 
 

Una de las asambleístas que asistió a la cita, pero no quiso registrarse fue la ex diputada Carolina Delgado, representante del Movimiento de Mujeres.

Delgado pertenece a la corriente “arista” y dijo estar molesta por la falta de inclusión del tema de la paridad femenina en la agenda de la frustrada asamblea nacional.

 

 
Pero aunque el encuentro de los liberacionistas no sirvió para aprobar los cambios al reglamento de procesos internos, Sí sirvió para que algunos precandidatos del partido comentaran con sus partidarios sus intenciones.

Fueron los casos de los ex diputados Sigifredo Aiza, por Guanacaste, y Clinton Cruickshank, por Limón, quienes dan especial seguimiento al tema del costo que supondrá para cada precandidato participar en la convención nacional.

Esta deberá realizarse un domingo de abril del año entrante.

Cruickshank reconoció que en este momento hay posiciones encontradas dentro del partido.

 


Al concluir la actividad, el ex mandatario José María Figueres descartó que vaya a desistir de su precandidatura presidencial y más bien le mandó un aviso contundente a su homólogo Oscar Arias.

 

 
La asamblea nacional del PLN la componen 100 delegados y entre los 26 faltantes el sábado, estuvieron los diputados Antonio Alvarez, Rolando González, Michael Arce, Marta Arauz y Olivier Jiménez.

Tampoco asistió la esposa del alcalde de Alajuela, Roberto Thompson, Shirley Calvo, subsecretaria general del partido, ni Alfredo Ortuño, delegado y representante del ex presidente Oscar Arias ante el directorio político del partido.

Otra asambleísta que se presentó pero no firmó fue María Guillén, hija de la ex legisladora Carolina Delgado.

Tras la segunda asamblea nacional cancelada en menos de dos meses, la dirigencia “Figuerista” se refugió en la casa de la ex Primera Dama Karen Olsen, madre de José María, en Curridabat, para comentar lo ocurrido.

Es posible que de allí partiera parte de la “artillería” que calentó los grupos de liberacionistas toda la tarde del sábado, con recriminaciones, disculpas y ataques mutuos, por haber provocado la cancelación de la ansiada asamblea nacional.

Ahora todo quedará para resolverse el sábado 27 de agosto, fecha en la que para muchos verdiblancos ya podría haber un nuevo “corredor” en la lucha por la candidatura presidencial.

Tagged under PLN Asamblea