Banner Top

Muere niño estadounidense de 10 años en el tobogán acuático más alto del mundo

 

Un niño de 10 años murió este domingo cuando se deslizaba por el tobogán de agua Verrückt, el más alto del mundo, en el parque acuático Schlitterbahn de Kansas City (EEUU).

El menor, identificado como Caleb Schwab, era hijo del legislador republicano de la Cámara de Representantes de Kansas Scott Schwab.

"Desde el día en que nació, trajo abundante alegría a nuestra familia y a todos aquellos que tuvieron contacto con él", afirmó la familia.

Se desconocen las circunstancias exactas de la muerte del pequeño en el tobogán, de unos 51 metros de altura, mientras la Policía investiga el suceso, informó la portavoz del parque acuático Winter Prosapio, al precisar que el recinto ha cerrado sus puertas al público para facilitar la investigación.

"Sinceramente, no sabemos qué ha pasado. Por eso, una investigación completa es necesaria", explicó.

Algunos visitantes aseguraron que los arneses del tobogán, cuya estructura se asemeja a una montaña rusa, no habían funcionado bien durante la jornada.

El Verrückt, un termino que en alemán significa "loco" o "demente", fue declarado en 2014 como el tobogán acuático más alto del mundo, según los Récords Mundiales Guinness.