El candidato oficialista del Partido Acción Ciudadana (PAC), Carlos Alvarado, dijo que “hoy lanzamos un llamado de construcción nacional, un llamado que requiere de mucha sapiencia, con mucha empatía con el otro”, tras conocerse que disputará la segunda ronda electoral.

En medio de vítores de los seguidores rojiamarillos, Alvarado felicitó a los equipos de trabajo de los candidatos derrotados en primera ronda, así como a quien será su rival en la segunda vuelta, Fabricio Alvarado, del Partido Restauración Nacional, contienda que se dirimirá el próximo primero de abril. “Llenémonos hoy de optimismo, de esperanza, de amor por el país y, también, y este es un llamado vehemente: de respeto (…) Construyamos puentes”.

En su discurso tras conocerse que disputará la segunda ronda, aseguró que “ciertamente, un próximo gobierno requerirá de unidad nacional, que lo haga para todas todos los costarricenses, que lleve el diálogo, que respete la diferencia, que sea tanto para lo urbano como para lo rural, que sepa llevar adelante la agenda de las mujeres, la de las personas con discapacidad, con vigor, amor y alegría la agenda de la igualdad, un gobierno que dialogue, de respeto”.

Destacó que el primer gobierno del PAC logró recortes sustantivos a las pensiones de lujo, pagó la mitad del gobierno con la Caja para darle continuidad y negociar convenciones colectivas para quitar privilegios, además de lograr reducir la pobreza, pero asumió el compromiso de conseguir más logros.

A lo largo del día, Carlos Alvarado se refirió a las declaraciones del presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, en las que afirmaba que esperaba que en estas elecciones escogieran un presidente "mejor que yo".

Para el candidato, "es difícil hacer comparaciones, pero yo he aprendido mucho del primer gobierno del PAC, tengo juventud pero mucha experiencia, y deseo gobernar y lo llevo en el corazón", aseguró.

El también periodista señaló tener "generosidad para hacer las cosas bien, con fuerza y con amor patrio".

Respecto a las últimas encuestas, en las que el PAC se convirtió en el único partido en subir en la intención de voto de los electores, Carlos Alvarado reconoció que "los debates fueron clave, porque la gente vio la diferencia y vio nuestro carácter, una generación nueva que quiere transformar este país para bien".