Redes Sociales Columbia
EN VIVO

El Cine Magaly, una icónica sala de la capital operará desde ahora con energía solar, lo que le convierte en el primero del país en adoptar esta tecnología y el tercero en América Latina.

El gerente general de la Distribuidora Romaly, administradora de los cine, Luis Carcheri, dijo que el público que asiste al Magaly es gente "comprometida" con temas ambientales que merece "una sala que comulgue con sus principios y objetivos".

"Todo se originó en la vocación del cine. El objetivo es que sea una sala diferenciada, con películas que inviten a la reflexión y así como somos comunicadores de ideas nos sumamos al interés del público en que las empresas hagan algo de verdad contra el cambio climático", dijo Carcheri.

El sistema de energía solar, valorado en 70.000 dólares y provisto por la empresa Panasonic, se inauguró este jueves con el estreno del documental "Una verdad incómoda 2", en el que el exvicepresidente estadounidense Al Gore expone las consecuencias graves del cambio climático. "Esta película marcaba el momento de hacerlo (instalar la energía solar).

Quisimos sumarnos dotando al cine con energía limpia y con ello no solo damos un mensaje, sino que tomamos cartas en el asunto", expresó Carcheri. Según los datos del cine, los 180 paneles solares instalados en el techo tiene la capacidad de producir 90.000 kilovatios al año, lo que cubriría al menos el 90 % de las necesidades de Magaly, el cual cuenta con dos salas de cine.

"Este es un cine que ha logrado mantener su prestigio, pero no por el cine en sí, sino por la voluntad de su público que durante 39 años ha apreciado la línea de presentación de películas", afirmó Carcheri. La sala se ubica en el centro de San José, es el más antiguo en funcionamiento, el único de la capital que opera fuera de un centro comercial y su línea se basa en películas independientes, alternativas y en lenguas extranjeras, sin olvidar algunas más comerciales.

"El Magaly tiene un sabor especial. Tenemos claro que nuestro público quiere un lugar tranquilo, ver su película, no quiere caminar medio kilómetro en un centro comercial. Busca un ambiente distinto", expresó Carcheri.

Para el administrador del cine, la experiencia del Magaly puede servir como "plataforma" para que otros cines latinoamericanos se atrevan a apostar por energías limpias. Por su parte, el representante de Energy Solutions de Panasonic, William Campos, explicó que la instalación del sistema en el cine no se diferencia mucho del que se coloca en cualquier empresa, pero dijo que sí es un caso poco común, pues en Latinoamérica solo en Brasil y Argentina hay salas de cine que funcionan con energía solar.

"Este es un proyecto muy importante. Nos llamó mucho la atención por lo representativo del cine, que es el único de antaño que queda en operación y que a pesar del cambio de los tiempos sigue siendo vanguardista y quiere predicar con el ejemplo", afirmó Campos.