Los ciudadanos de Hawái recibieron el pasado sábado una alerta en sus teléfonos móviles que indicaba que un misil balístico se dirigía hacia ese estado estadounidense de forma inminente, una alarma que resultó ser falsa, según aseguraron más tarde las autoridades estatales.

Desde que se emitió la emergencia hasta que fue desmentida por el mismo medio transcurrieron casi 40 minutos, como demuestran las imágenes publicadas por los habitantes del archipiélago en las que se ve la alerta y la posterior corrección.

Esto generó muchas molestias por parte de los ciudadanos, ya que durante esos 40 minutos, el pánico reinó en las ciudades. Varias personas reportaron que se encontraban asustadas, escondidas, buscando refugio y llorando.

"El susto más grande de mi vida. Estaba en la ducha cuando Andy entró corriendo, con el bebé en las manos, para decirme que debíamos escapar y buscar refugio. Terminamos escondidos en un Closet con agua y bananas. Llamé a mi papá porque él siempre sabe qué hacer y sólo lloré" así comentó una usuaria en Instagram, mientras compartía una captura de pantalla de su celular con los mensajes. 

Sin embargo, ella no fue la única. Varios usuarios en redes sociales criticaron el error del mensaje, que afectó tanto a los ciudadanos con los turistas. Incluso muchos alzaron la voz para dar a entender que es inhumano la espera de 40 minutos para reportar que el mensaje era sólo una falsa alarma. 

La senadora demócrata por Hawái Tulsi Gabbard fue de las primeras en desmentir lo ocurrido y aseguró a través de su cuenta de Twitter que no había "ningún misil llegando Hawái" y aseguró que había confirmado dicha información con el Gobierno hawaiano.

La Agencia de Manejo de Emergencias de Hawái (EMA) también confirmó en Twitter que no había amenaza.

"La gente de Hawái acaba de probar la cruda realidad de lo que enfrentamos aquí ante un potencial ataque nuclear", dijo Gabbard en una entrevista posterior.

Por su parte, el también senador por ese estado Brian Schatz indicó que se ha tratado de un error humano de uno de los empleados de los servicios de emergencias.

"Nos refugiamos inmediatamente. Yo estaba sentado en la bañera con mis hijos rezando. Ahora estoy extremadamente enfadado", dijo a la cadena CNN el congresista estatal Matt LoPresti, al relatar la experiencia.

El portavoz del Comando del Pacífico de Estados Unidos, el comandante David Benham, confirmó en un comunicado que PACOM "no ha detectado ninguna amenaza de misiles balísticos a Hawái" y que el "mensaje anterior se envió por error".

La falsa alarma, que llegó a emitirse incluso por televisión, se produce en medio de las intensas tensiones entre EE.UU. y Corea del Norte tras las continuas pruebas de misiles balísticos y el desarrollo del programa nuclear que está llevando a cabo Pyongyang.