Cientos de venezolanos se concentraron hoy en el este de Caracas para honrar la memoria del expolicía Óscar Pérez y otros seis miembros del grupo que se alzó contra el Gobierno que resultaron muertos esta semana en una acción policial, calificada por varios manifestantes como "ejecución sumaria".

"¿Cómo es posible que a esos héroes de la patria los hayan matado, asesinado después de tirar esa bomba. Los masacraron, y luego no se los entregaron a sus familias", dijo a Efe una señora, que no quiso dar su nombre por temor, alegando que Venezuela vive bajo "una dictadura".

Pérez y los otros seis integrantes del grupo murieron el lunes en una casa a las afueras de Caracas donde los encontraron las fuerzas de seguridad, que utilizaron armamento de guerra en el operativo.

Según las actas de defunción, seis de ellos murieron de disparos en la cabeza.

En la concentración de este sábado se corearon consignas como "Honor y gloria a todos los caídos" y se llamó "asesino" al presidente Nicolás Maduro.

"Pueblo, escucha esta vaina es dictadura", gritaban otros, mientras un grupo con una pancarta que tachaba de fascista al Gobierno repetía: "Cuál es la democracia, si allanan, torturan y dan tiros de gracia".

"Estamos protestando por la cantidad de gente inocente que han matado, cuyo único delito ha sido pedir libertad. Eso es lo único que queremos: comida, derechos, medicinas... Vivir en un país libre donde vivamos como gente. Nos están tratando como animales", declaró Mirtha Portillo, recordando los más de 120 muertos en protestas en 2017.

El acto fue convocado por diputados opositores, que llevan desde el lunes exigiendo a las autoridades que entreguen los cuerpos a sus familias para que estas puedan sepultarlos.

Una de las presentes aseguró que las autoridades no querían entregar los cuerpos para evitar homenajes en sus tumbas.

"Salgamos, apoyemos todos los venezolanos a este carajo (muchacho) que de verdad es un héroe, porque así como dio su vida por Venezuela, ojalá hubiera muchos venezolanos que estuviéramos dispuestos a hacer lo que hizo él", dijo un joven que tampoco quiso identificarse.

El exinspector de la Policía científica Óscar Pérez, de 36 años, se alzó en junio pasado contra Maduro al sobrevolar Caracas en un helicóptero de ese organismo, desde el que llamó a la desobediencia civil con una pancarta.

En varios vídeos publicados en las redes sociales, Pérez -que es considerado un "terrorista" por el Gobierno- pidió al pueblo y los militares que salieran a las calles para acabar con la "tiranía" chavista.

En su última acción, el también expiloto de la Policía científica asaltó junto a sus hombres un cuartel militar, del que sustrajo armamento y en el que sometió a los soldados sin agredirles y les recriminó que sigan apoyando a Maduro, según puede verse en una grabación de los hechos que él mismo difundió.