Redes Sociales Columbia
EN VIVO

Las autoridades turcas se han puesto en contacto con sus interlocutores de Estados Unidos, Rusia e Irán para informarlos sobre la operación que lanzó hoy contra las milicias kurdas en el cantón de Afrin en el extremo noroeste de Siria.

Antes de la operación, que se inició oficialmente a las 14.00 h gmt bajo el nombre de "Rama de olivo"', el jefe del Estado Mayor turco, Hulusi Akar, llamó por teléfono a sus homólogos estadounidense, Joseph Dunford, y ruso, Valery Gerasimov, señala la agencia semipública turca Anadolu.

Además, el Ministerio turco de Exteriores citó a los encargados de negocios de las embajadas estadounidense, rusa e iráni, para informarles sobre la operación, agrega la citada agencia.

Por otra parte, el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, llamó por teléfono al ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, para conversar sobre la operación en Siria, señala Anadolu.

Las Fuerzas Armadas turcas han aseverado en un comunicado que la operación se dirige únicamente contra "refugios, posiciones, armas y vehículos de terroristas" y que se pondrá el máximo cuidado en no causar daños a civiles.

Las organizaciones objetivo de la intervención son las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG), que Ankara considera terroristas por sus vínculos con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), y el Estado Islámico (Dáesh), señala la nota castrense.

La cadena CNNTürk ha destacado la "curiosa" inclusión del Dáesh en los objetivos a combatir, dado que esta milicia yihadista, acérrima enemiga del YPG, no tiene presencia en Afrin.