El Gobierno de Costa Rica manifestó hoy su repudio por el atentado con coche bomba ocurrido el sábado pasado en una estación de policía en Ecuador y se solidarizó con las personas que resultaron heridas.

"Costa Rica manifiesta su condena absoluta por el atentado suscitado este sábado 27 de enero contra la Estación de Policía en San Lorenzo, Ecuador, que dejó al menos 28 personas heridas y daños en unas cuarenta viviendas", indica un comunicado de la Cancillería costarricense.

El atentado "repudiable", según aclara el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto en una nota en la que reitera una vez más su rechazo "a toda manifestación de violencia que atente contra la seguridad y convivencia pacífica".

El Gobierno costarricense también mostró su solidaridad con las víctimas del atentado y reiteró su compromiso en impulsar acciones dirigidas a luchar contra el terrorismo.

"La Cancillería de la República urge a los Estados a sumar esfuerzos en la promoción de los valores humanos fundamentales y en la coordinación en materia de seguridad y lucha contra el narcotráfico", concluyó.

El atentado con un "carro bomba" dejó 28 heridos leves y el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, lo calificó como un "acto terrorista ligado a bandas de narcotraficantes".

El hecho ocurrió en los exteriores de un edificio policial en la provincia de Esmeraldas, en el noroeste de Ecuador y fronteriza con Colombia.