Redes Sociales Columbia
EN VIVO

El designado presidencial (vicepresidente) de Honduras, Ricardo Álvarez, aplaudió hoy la posible llegada al país de un mediador de la ONU para iniciar un diálogo que permita una salida a la crisis política tras las elecciones de noviembre de 2017.

"Todo aquello que venga a sumar para lograr sentar a las partes en conflicto, es una buena noticia para Honduras", dijo Álvarez, tras participar en una misa conmemorativa de los 271 años del hallazgo de la Virgen de Suyapa, la patrona de Honduras.

Señaló que todas las partes involucradas en la crisis coinciden que "la única manera de lograr la paz y tranquilidad del pueblo hondureño es dialogando y eso es un paso fundamental en este tema".

El Gobierno hondureño solicitó a finales de enero "apoyo técnico" a la ONU para un proceso de facilitación del diálogo, al que el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, convocó en diciembre de 2017 para buscar una salida a la crisis política.

Una misión exploratoria de la ONU llegaría al país en las próximas horas, según medios de prensa hondureños, para conocer la situación postelectoral previo al arribo de los mediadores, extremo que no ha sido confirmado ni desmentido por las autoridades de Honduras ni de Naciones Unidas.

La crisis en Honduras por las denuncias de "fraude" en las elecciones del 26 de noviembre de 2017 hechas tres días después de los comicios por el excandidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, desembocó en protestas callejeras, muchas de ellas con vandalismo, que dejan al menos 40 muertos y cuantiosas pérdidas materiales y económicas.

Nasralla, que no cree en el diálogo convocado por Hernández, no reconoce los resultados de las elecciones, en las que fue declarado ganador el gobernante reelecto, y asegura que él es el ganador.

El vicepresidente hondureño indicó que lo que resulte del diálogo y acuerde el oficialismo y la oposición se deben ser "acciones concretas" y "llevarse a cabo".

Enfatizó que el pueblo hondureño "no quiere más conflicto en la clase política y que se desvíen los temas importantes que son empleo y seguridad".

"Ahora tenemos que ir sacando conclusiones a medida se saquen los puntos, deben tomarse acciones para enrumbar la ruta para llegar a los problemas importantes, el pueblo quiere comida, más empleo y seguridad", subrayó el alto funcionario.

Álvarez también pidió a los hondureños "tolerancia" para superar la crisis y paz para el país centroamericano.