El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cree que los palestinos no están comprometidos con la paz y duda de que los israelíes lo estén, según recoge hoy una entrevista exclusiva publicada por el periódico Israel Hayom (Israel Hoy).

"En este momento, diría que los palestinos no buscan hacer la paz", asegura Trump, que considera que tampoco está del todo seguro "de que Israel esté buscando hacer la paz".

El mandatario estadounidense advirtió que "Israel debe tener cuidado con los asentamientos" y que "ambas partes deberán hacer duras concesiones para llegar a un acuerdo de paz".

También defendió su polémica declaración reconociendo a Jerusalén como capital de Israel, y señaló "no arrepentirse" de esta decisión, que ha sido condenada por buena parte de la comunidad internacional.

Trump no reveló apenas detalles sobre el plan de paz que pretende presentar y tampoco señaló cuando lo hará.

Aún así, el presidente norteamericano avanzó que el plan que impulsa sí que tratará la cuestión de las colonias israelíes ubicadas en el territorio palestino de Cisjordania, ocupado por Israel desde la Guerra de los Seis Días de 1967.

"Hablaremos de asentamientos. Los asentamientos son algo que complica mucho y siempre ha dificultado la construcción de la paz", afirmó.

También señaló que Egipto seguramente tendrá un papel importante en su plan "en el momento adecuado", pero que por ahora su principal interés reside "en los palestinos e Israel".

También valoró que las relaciones entre Estados Unidos e Israel "son estupendas", y que el primer ministro Benjamín Netanyahu, "es una persona excelente, un líder excelente", pero cree que las relaciones entre ambos estados "serán mucho mejores si logran llegar a un acuerdo de paz".

Trump considera que su predecesor, Barak Obama, "fue absolutamente terrible para Israel" porque llegó a un acuerdo nuclear con Irán, un pacto apoyado por las principales potencias internacionales que el presidente norteamericano considera "catastrófico" y que solo aporta "cosas malas a Israel".