El accidente del avión AN-148 ruso que se estrelló el domingo cerca de Moscú pudo deberse a que en el salpicadero de la cabina de pilotos se mostraron datos erróneos sobre la velocidad que llevaba el aparato, informó hoy el Comité Interestatal de Aviación.

"El análisis preliminar de la información registrada, y el examen de casos análogos ocurridos en el pasado, permiten suponer que el factor que causó la situación extraordinaria durante el vuelo fueron los datos erróneos sobre la velocidad que aparecieron en las pantallas de los pilotos", señala ese organismo en un comunicado.

Los datos erróneos se deberían a la congelación de los sensores de velocidad, según los datos extraídos por los investigadores del análisis de las cajas negras recuperadas en el lugar del siniestro, en el que murieron las 71 personas a bordo.