Al menos 22 civiles murieron hoy por un bombardeo de la coalición internacional, liderada por EEUU, contra una localidad controlada por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en la provincia nororiental siria de Deir al Zur, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La fuente destacó que entre los fallecidos hay al menos nueve menores y siete mujeres, y no descartó que su número aumente porque hay heridos graves.

El ataque tuvo lugar contra la población de Shaafa, dominada por los yihadistas, situada en el este de Deir al Zur.

Hace dos días al menos 25 civiles perdieron la vida por un ataque aéreo de la coalición contra el área de Dahra Aluni, en el este de esa provincia.

En la mitad oriental de Deir al Zur, el EI mantiene en su poder un reducto de territorio que abarca cuatro localidades.

Con las víctimas mortales de hoy, el Observatorio destacó que al menos 129 personas han fallecido por bombardeos de la coalición en Siria, la mayoría familiares de combatientes y cabecillas del EI en Deir al Zur.

En el pasado, esa región fue uno de los feudos más importantes de los extremistas en Siria junto a la provincia de Al Raqa, pero los radicales han perdido en los últimos meses la mayor parte de su dominios frente a las milicias kurdas y las fuerzas gubernamentales sirias.