El presidente iraní, Hasan Rohaní, manifestó hoy que Irán seguirá fabricando misiles y que ningún país estará dispuesto a negociar con Estados Unidos tras su actitud respecto al acuerdo nuclear firmado en julio de 2015.

En un discurso ante el Parlamento, Rohaní respondió a las exigencias de su homólogo estadounidense, Donald Trump, de frenar por un lado los programas armamentísticos de Teherán y, por otro, de renegociar el acuerdo nuclear para corregir sus "defectos".

"Hemos fabricado, estamos fabricando y seguiremos fabricando misiles porque no violan ninguna de las leyes internacionales, ni siquiera la resolución 2231 del Consejo de Seguridad)", subrayó.

En cuanto al acuerdo nuclear, firmado por Irán y el Grupo 5+1 (EEUU, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania), el presidente iraní consideró "ridículo" hablar de una nueva negociación del mismo.

"Los estadounidenses están diciendo nosotros no somos de negociaciones, no somos de compromisos, no conocemos los principios internacionales", agregó en su alocución. Por contra, Rohaní insistió en que EEUU está "violando explícitamente" acuerdos anteriores y se muestra "indiferente a una negociación aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU", por lo que puso en duda que otros países quieran negociar con Washington.

Al respecto, comentó que EEUU trata de enviar el mensaje de que quiere negociar a "algunos países del este de Asia", en alusión a Corea del Norte: "¿Están locos para negociar con ustedes?", se preguntó.

"Nosotros seguiremos con la defensa de nuestra seguridad nacional y sepan que cualquier violación a sus compromisos será perjudicial para ustedes y la República Islámica de Irán les dará una respuesta determinante", advirtió. Rohaní se reunió hoy en Teherán con el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, quien reiteró que Irán está cumpliendo sus obligaciones adquiridas bajo el acuerdo nuclear.

En este encuentro, el presidente iraní recordó que el OIEA es el único que puede certificar que Irán respeta el pacto nuclear, y no EEUU, y que la cooperación de su país con el organismo internacional ha sido "completa y significativa". Rohaní insistió en la importancia de la "imparcialidad e independencia" de la agencia dirigida por Amano y criticó que algunos países como EEUU "intenten influir" en sus decisiones.

El acuerdo nuclear limita y supervisa el programa atómico iraní para evitar que la República Islámica desarrolle armas nucleares, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.