Redes Sociales Columbia
EN VIVO

Las fuerzas gubernamentales sirias y facciones palestinas preparan una nueva ofensiva para acabar con la presencia de grupos rebeldes y extremistas en el sur de Damasco, tras controlar totalmente Guta Oriental, según revelaron hoy responsables palestinos.

La operación se concentrará en el campo de refugiados palestinos de Al Yarmuk, a 9 kilómetros del centro de la capital siria, y en barrios de los alrededores, si no se alcanza un acuerdo entre las partes.

El portavoz del Frente Popular para la Liberación de Palestina-Comando General (FPLP-CG) en Damasco, Anuar Raya, cuya formación es aliada del Gobierno sirio, explicó por teléfono a Efe que "dos tercios del campo de refugiados de Al Yarmuk están bajo el control del 'Dáesh' (acrónimo en árabe de Estado Islámico) y del Frente al Nusra", antiguo nombre de la exfilial siria de Al Qaeda.

Raya afirmó que tanto el grupo Estado Islámico (EI) como el Frente al Nusra, que dominan respectivamente el sur y el centro del campo de refugiados, rechazan negociar una salida pacífica a la situación.

En consecuencia, "estamos preparando una ofensiva para terminar con la presencia de estos dos grupos terroristas en Al Yarmuk y en el distrito de Hayar al Asuad", vecino al campo de refugiados, apuntó Raya.

Mientras, hay negociaciones con los rebeldes de otros barrios adyacentes a Al Yarmuk, como Beit Sahem, Yalda y Babila, agregó Raya.

No obstante, otro responsable palestino, Jaled Abdelmayid, secretario general de la Coalición de Fuerzas de la Resistencia Palestina, no descartó en declaraciones a Efe por teléfono que pueda lograrse un pacto con la antigua filial de Al Qaeda.

"Una delegación rusa ha empezado a negociar en el barrio de Al Tadamun (adyacente a Al Yarmuk) y en la parte central de Al Yarmuk con las organizaciones armadas allí presentes, el Frente al Nusra y Ababil Huran", precisó.

El objetivo es conseguir un acuerdo para la marcha de los combatientes de la zona y para que los que deseen permanecer entreguen sus armas a las autoridades sirias.

Abdelmayid confirmó, por otro lado, que el EI no quiere replegarse de Al Yarmuk.

"Le hemos dado un plazo de varios días (al Dáesh) para que estudie el acuerdo y si finalmente no lo acepta lanzaremos una operación militar", advirtió el responsable palestino.

Abdelmayid subrayó que serán facciones palestinas aliadas del Ejecutivo sirio, como FPLP-CG, el Movimiento Fatah al Intifada y el Frente de la Lucha Popular Palestina, entre otros, quien liderarán la ofensiva en coordinación con el Ejército sirio.

En caso de desencadenarse, Abdelmayid consideró que la batalla "no será ni difícil ni larga, será cuestión de días".

En ese sentido, afirmó que puede haber unos 160 miembros del antiguo Frente al Nusra, junto a 300 de sus familiares, en Al Yarmuk y sus alrededores, a los que se suman 300 combatientes de Ababil Huran.

Asimismo, puede haber unos 800 milicianos del EI en la parte sur del campo de refugiados palestinos, junto a otros 1.500 en Hayar al Asuad, dijo Abdelmayid.

En cuanto a los civiles, podrían quedar entre 4.000 y 5.000 en Al Yarmuk, de acuerdo a los datos de Abdelmayid y Raya.

Los preparativos de esta ofensiva se desarrollan después de que hace cuatro días las fuerzas armadas sirias proclamaran su victoria en la región de Guta Oriental, el que fuera el principal feudo opositor de las afueras de Damasco.

El pasado 7 de abril hubo denuncias en la mayor ciudad de Guta Oriental, Duma, de un presunto ataque químico durante una campaña del ejército nacional contra esta urbe, que todavía estaba en poder rebelde.

El embajador sirio ante la ONU, Bashar Yafari, reveló ayer que expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) accedieron a Duma y que podrían comenzar este miércoles a investigar el supuesto ataque químico.

Sin embargo, ninguna fuente ha informado hasta ahora del inicio de los trabajos por parte del equipo de la OPAQ en Siria.

Una fuente de alto rango del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores, citada por la agencia de noticias oficial SANA, se limitó hoy a recordar que "una misión de reconocimiento de la comisión investigadora de la OPAQ entró después del mediodía de ayer a Duma" para evaluar la situación de seguridad.