Redes Sociales Columbia
EN VIVO

La multinacional de equipos médicos Smith & Nephew inauguró ayer en Costa Rica un Centro de Servicios Globales (GBS por sus siglas en inglés) desde el cual atenderá su operación en Latinoamérica y Estado Unidos.

Este centro, en el que trabajarán 150 personas, se une a la planta de manufactura que la compañía instaló hace dos años en una zona franca de la provincia de Alajuela (centro) y que cuenta con 50 empleados.

Desde el centro de servicios en Costa Rica, la firma atenderá las áreas de recursos humanos, cumplimiento normativo, planillas, servicios financieros y tecnológicos.

"Nuestra planta de manufactura en Costa Rica es una de las más grandes e importantes en Smith & Nephew. Estamos impresionados por el calibre de este talentoso equipo y como resultado hemos decidido expandir el tamaño y establecer el GBS en Costa Rica para darle valor agregado a nuestros servicios en el negocio", dijo en un comunicado Cyrille Petit, presidente de Servicios de Negocios Globales de la compañía.

El presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, expreso su satisfacción con la nueva operación de la empresa "de alta calificación en el mercado de la medicina deportiva" en el acto oficial de inauguración de la planta.

"Es una nueva demostración de que tenemos la fórmula necesaria para la atracción de inversiones: población capacitada, condiciones favorables de estabilidad económica y política, infraestructura de servicios que seguimos mejorando y una posición geográfica estratégica", expresó el presidente en el comunicado conjunto.

En el mercado de medicina deportiva, Smith & Nephew se especializa en la fabricación de instrumentos e implantes necesarios para llevar a cabo cirugías mínimamente invasivas. Esto incluye la reparación de lesiones de tejidos blandos y trastornos degenerativos de la rodilla, la cadera y hombros.