Doña Sonia López, tiene 57 años, es oriunda de Ciudad Quesada, pero vive en Tibás. Desde hace ocho años cargaba con un tumor benigno en su vientre, pero por razones personales no se había operado.

Sin embargo en los últimos días el tumor creció de manera exorbitante, hasta alcanzar los 34 kilogramos. Es decir, un peso equivalente a un niño de 11 años, considerado por sus dimensiones el tumor de ovario más grande a nivel mundial.

Lo explica el cirujano del Hospital México, Pablo Sibaja.

 

Los especialistas del Hospital México tardaron cerca de 2 horas y media en extraer la masa que llegó a ocupar el 80% del abdomen de la paciente.

 

El tamaño del tumor dificultó los exámenes previos a la operación. Sin embargo no hubo ninguna complicación durante la cirugía.

 

Para doña Sonia López fue como volver a nacer.

 

La operación se realizó el pasado lunes y requirió de la intervención de seis especialistas, entre ellos dos anestesiólogos, y tres cirujanos.