El Banco Central advierte un panorama menos optimista para el país en términos de crecimiento económico y materia fiscal, según su programa macroeconómico 2018-2019.

Tras cuatro años en el poder, Luis Guillermo Solís entrega una economía que crece por debajo del 4%, un déficit fiscal por encima del 6% y que llegará al 7,7% en menos de un año.

La jefa de análisis y estrategia de inversión en el Mercado de Valores, Silvia Jiménez, explica cuánto se complicará el panorama para el próximo presidente del país.

 

Pero ¿cómo recibió la economía el presidente Solís?

En el 2014 el crecimiento económico tendía a desacelerarse, el déficit fiscal era menor, aunque tendía al alza, y la inflación era superior a la que se registra hoy.

En esa línea, el analista Melvin Garita reconoce los aciertos y desaciertos de la Administración Solís Rivera en materia económica.

 

La gran alerta que lanza el central es que el financiamiento del déficit fiscal será el mayor dolor de cabeza del próximo presidente, considerado que hoy en el tamaño de la deuda de gobierno que ya ronda el 50% del PIB y podría llegar al 60% para el 2019.