Redes Sociales Columbia
EN VIVO

El Gobierno de Costa Rica expresó hoy su satisfacción por el "fallo histórico" de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que fija los límites marítimos con Nicaragua, y que obliga a ese país a desmantelar un campamento militar situado en territorio costarricense.

"Quiero expresar mi satisfacción. Este es un fallo histórico que reivindica la voluntad costarricense y sus tesis", declaró en una conferencia de prensa el presidente, Luis Guillermo Solís.

La Corte Internacional de Justicia decidió este viernes de forma unánime que el norte de Isla Portillos es de soberanía costarricense, y ordenó a Nicaragua desmantelar el pequeño campamento militar que mantiene en un banco de arena de esa zona fronteriza.

Los jueces también establecieron los límites marítimos en el Caribe y el Pacífico.

"Lo importante es que ya hay un límite que no es apelable o alterable. Este es un gran momento histórico porque nunca hubo una delimitación marítima, que ahora sí tenemos", dijo Solís.

El mandatario destacó que "la soberanía del país no tiene precio" y que "Costa Rica sale nuevamente victoriosa de los tribunales internacionales".

Solís valoró positivamente que la Corte Internacional ordenó a Nicaragua "la remoción de cualquier instalación militar que se encuentra ilegítimamente en territorio costarricense".

El gobernante afirmó que espera que Nicaragua acate "integralmente el fallo" como "una primera expresión de buena voluntad para mejorar la relación actual".

Por su parte, el canciller Manuel González, afirmó que en el falló la Corte da la razón a Costa Rica y le dio la soberanía sobre una serie de bloques que Nicaragua estaba ofreciendo a empresas internacionales para la exploración y explotación petrolera en el Caribe y el Pacífico.

"Los bloques que habíamos advertido en la demanda están en territorio costarricense", manifestó González.

Los jueces establecieron el punto de partida de la delimitación marítima en el Mar Caribe y respecto a la frontera en el Pacífico, el alto tribunal de Naciones Unidas tuvo en cuenta parcialmente una de las reclamaciones de Managua: no tener totalmente en cuenta la Península de Santa Elena como uno de los puntos equidistantes para establecer la delimitación marítima.

Según el Gobierno, con el fallo Costa Rica gana aproximadamente unos 10.000 kilómetros cuadrados en el Caribe y garantiza el acceso a extensas áreas de pesca en la zona del Pacífico.

"Sabemos que hay una ganancia. En comparación con la línea que presentó Nicaragua hay una diferencia importante. Lo resuelto por la Corte es más acorde a lo que Costa Rica justificó que a lo que Nicaragua reclamó", expresó el canciller.

Unas horas antes, este mismo viernes la Corte determinó en otro fallo que Nicaragua debe pagar a Costa Rica 378.890 dólares por los daños medioambientales que sus soldados causaron cuando establecieron un campamento militar en la fluvial Isla Portillos y dragaron varios caños entre 2010 y 2013 para unir el río San Juan con el mar Caribe.

Costa Rica había reclamado 6,7 millones de dólares, ante lo que el Gobierno ha dicho que la Corte utilizó una metodología más "conservadora", pero que respeta el fallo y espera que Nicaragua lo cumpla.

El Gobierno agradeció a todas las instituciones y personas que participaron en la defensa, como el Instituto Geográfico Nacional, el Ministerio de Seguridad Pública y el Ministerio de Ambiente y Energía, y agradeció en particular a los miembros del equipo jurídico que lideró el proceso de defensa del país.