La situación fiscal del país está más grave que al inicio de esta administración, y en Casa Presidencial aseguran que los efectos de la tormenta tropical Nate no ayudó a las aspiraciones de bajar el déficit fiscal.

Así lo dijo el mandatario, Luis Guillermo Solís.

 

Solís aprovechó para decir que el tema del déficit fiscal no es nuevo, como lo han tratado de plantear algunos candidados políticos.

 

La devaluación del colón cerró el año en 2,5%.