El Tribunal Supremo de Elecciones recibió 860 llamadas durante las elecciones. Las denuncias se relacionan con problemas para emitir el voto o incumplimientos con el proceso electoral.

 

La mayoría de las llamadas estuvo relacionada a dudas sobre la posible anulación del voto. También hubo 12 reclamos contra patronos que se negaron a dar tiempo para ir a votar.


Aun así, el vocero del Tribunal, Hugo Picado, aseguró que todas las denuncias se resolvieron el mismo día.

 

 

 

El Tribunal también tiene en curso dos denuncias contra el presidente Luis Guillermo Solís por beligerancia política,  presentadas por el verdiblanco Jorge Patoni y el diputado Mario Redondo.

 

 

 

El vocero del Tribunal, Hugo Picado, aseguró que este fue un proceso electoral tranquilo, considerando que en otras elecciones han recibido hasta 3000 denuncias en un solo día.