La caída generalizada de las bolsas de valor, iniciada con el desplome del Dow Jones, el principal indicador de Wall Street en Estados Unidos, podría traer buenas noticias a la económica costarricense.

El experto de Aldesa, Douglas Montero, reconoce que contrario a lo que se dio en el año 1987 con el desplome de los mercados, en el llamado "lunes negro"; esta vez las razones de la caída son positivas.

En esa línea, Montero reconoce que Costa Rica podría beneficiarse con el repunte de la economía estadounidense, una de las razones de esta caída.

 

Ante este escenario, el director de la Bolsa Nacional de Valores, José Rafael Brenes dice que el comportamiento del mercado estadounidense presenta más un ajuste que un desplome, y la proyección es que se estabilice en los próximos días.

 

Aun así reconoce el vocero de la Bolsa Nacional de Valores destaca un efecto negativo con el alza en las tasas de interés.

 

Los analistas también recalcaron que este martes se observa una estabilización en los bonos de dólares de Costa Rica de más largo plazo, esto luego de la caída generada tras los resultados de la primera ronda electoral.