Entre 8 y 10 estudiantes por clase de la escuela Manuel Ortuño, en San Rafael Arriba de Desamparados, no se presentaron a las aulas este jueves.

Un cuadro de vómito y diarrea puso a correr a los padres de familia.

Doña Susana Moreno, fue una de ellas, su hijo cursa el segundo grado en este centro educativo.

 

De acuerdo con el director de la institución cerca de 300 alumnos se vieron afectados.

 

El director de vigilancia de la salud del Ministerio de Salud, Daniel Salas, dijo que la inspección no mostró ninguna irregularidad, pero no descartan una mala manipulación de los alimentos.

 

El Ministerio de Salud realiza análisis de muestras para determinar la causa de la intoxicación.

 

Por orden del Ministerio de Salud la escuela permanecerá cerrada hasta el próximo lunes.

Las autoridades piden a los padres de familia no mandar a sus hijos a clases en caso de que continúen enfermos.