Luego de pasar cerca de 20 horas en el quirófano para ser separado de su hermano, el pequeño Samuel Núñez, ha regresado en dos ocasiones a sala de operaciones.

El menor requirió ser intervenido nuevamente para drenar líquido de su cerebro.

Lo explica el jefe del Servicio de Neurocirugía, Juan Luis Segura.

 

Por otra parte su hermano Ezequiel no ha presentado complicaciones y se mantiene estable en la unidad de cuidados intensivos.

El estado de salud de Samuel obligó a los médicos a posponer el proceso de curación y cambio de vendaje.

Lo detalla la jefa del Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva, Cinthya Mora.

 

Los médicos esperan llevar a Ezequiel a sala de operaciones este martes para realizar la curación de las heridas en su cabeza.

 

Los menores se encuentran en un sueño inducido, uno al lado del otro, bajo estricta vigilancia médica.