Las lecciones el próximo lunes en el Liceo de Costa Rica serán suspendidas por orden del Ministerio de Educación Pública.

Las autoridades analizarán las medidas oportunas para facilitar la investigación que esclarezca los hechos sobre la muerte de uno de los alumnos de sétimo año, atropellado por el tren.

Además, se requiere preparar al estudiantado y al personal docente para el reingreso a clases en condiciones de seguridad.

Jerarcas sostienen desde el viernes, reuniones para revisar la información más reciente en torno a la trágica muerte ocurrida el pasado miércoles 28 de febrero, así como las fuertes manifestaciones que circulan en las redes sociales y que darían pistas de las razones del suceso.

Por su parte, el Organismo de Investigación Judicial lleva a cabo una indagación para determinar lo ocurrido.

El MEP asegura que los funcionarios de la institución facilitan la investigación de las autoridades y atienden de manera integral a estudiantes y trabajadores del colegio para mitigar el impacto de la tragedia.

El Ministerio de Educación Pública, en coordinación con otras entidades, emitirá el lunes un comunicado detallando las medidas a tomar ante esta situación.