Los poderes Judicial y Ejecutivo de Costa Rica acordaron realizar un trabajo conjunto para resolver el problema de hacinamiento en las cárceles del país que alcanza el 25 por ciento.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Chinchilla y el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, se reunieron para valorar las acciones que se pueden tomar para resolver la sobre población en las prisiones.

Entre los acuerdos destacan el inicio de un proceso de acompañamiento relacionado con el traslado de privados de libertad para la atención de audiencias y otras diligencias.

Esto con el fin de utilizar el sistema de videoconferencias para realizar las comunicaciones desde los centros penitenciarios, sin requerir el traslado de las personas privadas de libertad.

Según explicó el director del Organismo de Investigación Judicial, Walter Espinoza, el objetivo del trabajo conjunto es reducir paulatinamente la población privada de libertad en celdas del Organismo.

El Ministerio de Justicia destacó que tienen en planificación la construcción de 960 espacios. Además, se solicitará audiencia con la Sala Constitucional para analizar el tema de la administración del hacinamiento.

En la reunión también participaron el ministro y viceministro de Justicia, Marco Feoli y Alejandro Redondo; la directora Ejecutiva del Poder Judicial, Ana Eugenia Romero; la directora del Despacho de la presidencia de la Corte, Patricia Bonilla; así como el director de Adaptación Social, Mariano Barrantes.