La Polícia de Control Fiscal detuvo un cargamento de 9 millones de cigarrillos, valorado en ₡450 millones, que intentaba ingresar al país de manera ilegal, desde Panamá.

El director de Control Fiscal, Irving Malespín, dijo que de momento no tienen detenido por este caso.

Sin embargo se investigan posibles vínculos con tres hombres de nacionalidad siria que lideran bandas de comercio ilícito que operan en el país.

 

Los cigarrillos decomisados son de las marcas Silver Elephant y Golden Deer, mismas que no tienen licencia de venta en el país.

El viceministro de Ingresos, Leonardo Salas aseguró que los cigarrillos, los medicamentos y el licor lideran las cifras de comercio ilícito en el país.

 

Las autoridades alertaron que mientras un paquete de cigarrillos legal puede rondar los ₡2000, los ilegales oscilan entre los ₡600 y ₡800.

Este caso fue elevado al Ministerio Público.