Los hermanos Samuel y Ezequiel Núñez, separados el pasado 24 de febrero tras una operación de cerca de 20 horas, muestran pequeños avances de recuperación neurológica.

Por otra parte la fiebre que ha afectado a los exsiameses durante los últimos días, ha disminuido.

Así lo informó la directora del Hospital Nacional de Niños, Olga Arguedas.

 

Los menores continúan en la unidad de cuidados intensivos.