Redes Sociales Columbia
EN VIVO

El Poder Ejecutivo sostiene que la regla fiscal, planteada en la reforma que se debate en la Asamblea, no busca recortar el gasto sino desacelerarlo, aunque en un escenario extremo esto podría cambiar.

La directora General de Hacienda, Priscila Piedra, explicó que la regla pretende poner límites al crecimiento del gasto corriente, es decir, al pago de servicios o bienes o salarios, no así al gasto que se refiere a inversiones.

Aun así la vocera aclaró que, tal como está propuesto el proyecto, en un escenario extremo si se tocaría el gasto de capital, es decir el componente de inversiones.

 

La directora General de Hacienda también advirtió que la regla fiscal no podría reducir asignaciones específicas como el caso del PANI o el mandato constitucional del presupuesto de 8% del PIB para educación.

Eso sí, aclaró que si podría definir cómo se asignan los recursos.

 

La regla fiscal también establece que toda exoneración deberá definir un plazo y un mecanismo de compensación.

La proyección de Hacienda es que la regla fiscal logre una reducción de deuda equivalente a medio punto del PIB.