Redes Sociales Columbia
EN VIVO

Una avalancha de críticas suma ya la administración. El Gobierno sufrió la segunda baja en menos de un mes de gestión, al destituir al su director de comunicación, Pablo Cárdenas.

Y es que este caso es todo un capítulo de novela que inició hace algunos años.

Pablo Cárdenas fue director general del SINART, y nombró como su asesor a EnrIque Sánchez, actual diputado del PAC. Cárdenas salió del SINART por pérdida de confianza, después de que se le atribuyera que presuntamente intentara favorecer con despido y liquidación a su asesor, Enrique Sánchez.

Las críticas se agudizaron luego de que este gobierno decide nombrarlo como director de Comunicación.

Para el analista político, Claudio Alpízar, hay un problema grave en los nombramientos de los altos jerarcas.

 

Como si esos cuestionamientos fuera poco, el Colegio de Periodistas abrió una investigación por una presunta violación a la ley, la cual destaca que los cargos de director, subdirector, jefe de redacción y otros periodísticos similares, deberán ser desempeñados por periodistas colegiados.

Pablo Cárdenas es abogado, y tiene experiencia en producción audiovisual, no es periodista colegiado.

La vicepresidenta del Colegio, Emma Lizano, aplaudió la decisión de destituirlo.

 

Esta salida, y la de la vicecanciller Carolina Fernández por tener antecedentes de ausencia a su trabajo, comienzan a dañar la “luna de miel” de la administración.

Por lo menos esa es la lectura del analista, Claudio Alpízar.

 

El ministro de Comunicación, Juan Carlos Mendoza, no se comunicó con nosotros, a pesar de nuestra solicitud para obtener una versión oficial.