Una niña de tan solo dos años y siete meses y una mujer de 50 años comparten una nueva esperanza de vida.

Ambas fueron trasplantadas con el mismo hígado el pasado 23 de mayo tras una compleja cirugía conocida como "Split" hepático.

Se trata de un procedimiento quirúrgico que consiste en dividir el hígado del donador.

Las dos pacientes fueron trasplantadas de forma simultánea en el Hospital México y el Hospital de Niños.

Lo explica el cirujano Edward Castro.

 

El órgano se obtuvo de un donante cadavérico, es decir, una persona fallecida.

El procedimiento se prolongó cerca de 24 horas desde la detección del donador.

Sin embargo los médicos tenían las horas contadas para realizar el trasplante.

 

A dos semanas de la cirugía ambas pacientes se recuperan de forma exitosa, incluso la mujer de 50 años ya fue dada de alta.

Por otra parte la niña está a la espera de su salida, así lo detallo la directora del hospital de Niños, Olga Arguedas.

 

Ambas pacientes tenían una enfermedad congénita en el hígado.

Esta es la primera vez que se realiza un procedimiento de este tipo en el país.