La Cruz Roja pidió hoy un comportamiento más preventivo y responsable a la población para poder reducir la cantidad de incidentes y muertes que ocurren en la época festiva.

Datos de la institución indican que se atendieron más de 481.000 incidentes en todo el territorio nacional en 2017, mientras que las muertes registradas alcanzaron la cifra de 1.346 personas. En 2016 se reportaron 437.723 incidentes y 1.280 fallecidos.

"Nuestro trabajo y responsabilidad es estar preparados para atender situaciones de emergencia en cualquier momento, sin embargo (...) lo más importante es que la población sea consciente del poder y responsabilidad que tiene para prevenir accidentes desde su hogar, en el trabajo, o mientras está vacacionando", dijo el subdirector nacional de Gestión de Riesgo de Cruz Roja, Jim Batres.

Las principales causas de muerte durante 2017 fueron los accidentes en carretera (atropello, colisión y vuelco) con 474 muertes violentas, le siguen las agresiones con armas de fuego y blancas que ya suman 317 fallecidos y en tercer lugar están los accidentes acuáticos con un total 116 muertos.

La Cruz Roja informó que han impulsado campañas informativas en comunidades, redes sociales y medios de comunicación para que las personas tomen mayor conciencia, responsabilidad y prevención sobre las actividades que realizan.

La institución cuenta con 121 comités auxiliares, así como unidades especiales de búsqueda y rescate terrestre y acuático, en todo el país, que se mantienen en alerta para la atención de cualquier emergencia.

El día 31 de diciembre, todo el equipo de la Cruz Roja estuvo trabajando durante de todas la noche por emergencias. Batres afirma que los costarricenses tenemos una mala cultura preventiva, por lo que la imprudencia genera más inconveniencia para las autoridades.