Padres de familia denuncian en redes sociales que a sus hijos no se les alimenta bien en algunas instituciones de educación pública.

La queja es respaldada por el Sindicato de Trabajadores de Comedores Escolares.

Su secretaria general, Rosario Ruiz dice que en algunos casos tienen un menú muy limitado.

 

Un ejemplo sobre la denuncia, es el que sucede en la escuela de Tarire de la Rita de Guápiles. María Vargas Jiménez, integrante de la Junta de Educación de la institución acusa que se suspendió el almuerzo, incluso para niños que solo esa comida pueden hacer por su condición familiar vulnerable.

 

El sindicato de Trabajadores de los comedores escolares amplía que el nuevo menú NO es malo pero que no se ha sabido implementar.

 

Por su parte, Mauricio del Ministerio de Educación Pública acepta problemas de comunicación para la aplicación de la medida y asegura que están haciendo ajustes.

 

En el MEP dicen que el director de cada institución debe reportar las necesidades especiales y que se deja la ventana abierta para regresar a las condiciones en que se atendía a los estudiantes antes de implementar el nuevo menú.