Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » 1×1 tico: Blanco fue blanco de ataques y Moreira no despejó las dudas aéreas

1×1 tico: Blanco fue blanco de ataques y Moreira no despejó las dudas aéreas

En contraparte, los jóvenes Daniel Chacón y Anthony Contreras ofrecieron la cara más positiva de Costa Rica

by Eduardo Baldares

En general, Costa Rica no tuvo un buen partido en su visita a Panamá por Liga de Naciones (derrota 2-0 que le salió barata).

Empero, hubo dos jugadores que generaron más dudas que los demás, el lateral derecho Ricardo Blanco y el arquero Leonel Moreira.

¿Por qué preocupa más el bajo nivel de Blanco que el de “Osito”? Muy fácil: Ricardo es serio candidato para jugar de titular, el que más minutos tuvo en la eliminatoria defendiendo la banda derecha.

Se supone que el morado quizá no ataca tan bien como Keysher Fullero, pero suele ser solvente en zaga. Y es claro que cuenta con más experiencia que Carlos Martínez. Eso, para compararlo con los otros dos carrileros convocados.

Moreira tampoco jugó bien, pero se sabe que el recontra súper ultra mega titular es Keylor Navas, quien atajará por el boleto al Mundial contra Nueva Zelanda… si no pasa algo anómalo (recemos todos juntos para que no).

Leonel Moreira: Cumplió las peores profesías. Los centros fueron veneno para él. Casi le clavan un gol olímpico, salió y se devolvió en el 2-0 y por poco le anotan el tercero tras salir a cazar mariposas en un pelotazo en el que lo anticipó Gabriel Torres. Incluso en el 1-0 pareciera que pudo haberse lanzado.

Ricardo Blanco: En la segunda parte fue desbordado una y otra vez, propiciándose por ahí las anotaciones y otras múltiples jugadas de peligro. No fue el Blanco habitual, sino el blanco de los ataques canaleros, que detectaron en la derecha tica un talón de Aquiles… Don Luis Fernando, ¿no reconsideraría convocar a Cristian Gamboa?

Kendall Waston: Cosa rara, ¡lo superaron en las alturas! La muralla dejó de ser infranqueable, al menos por este partido. Punto bajo.

Juan Pablo Vargas: No jugó tan mal, pero sí sudó “tacacos”. Con el barco perforado a su derecha, dada la permeabilidad de Blanco y de Waston, le tocó a él sacar agua del bote.

Bryan Oviedo: No tuvo profundidad, pero al menos se paró un poco mejor en la zona defensiva.

Orlando Galo: En la primera parte lucía la consistencia habitual, cortando y sirviéndola fácil. Pero en la segunda naufragó junto con el resto del equipo.

Daniel Chacón: De lo poco rescatable. Al 4′ casi anota, pero su tiro fue lo suficientemente desviado para que estallara en el horizontal. Más seguro en la salida, se multiplicó para tapar goteras. No bastó, pero individualmente se salvó en medio del bochorno colectivo.

Brandon Aguilera: Primer tiempo promisorio… que se diluyó en la complemetaria. Simplemente, dejó de tener su varita mágica (la bola).

Jewisson Bennette: Prácticamente no tocó balón. No tenía otro destino que salir de cambio. Lamentablemente, quien lo suplió hizo lo mismo que él (nada).

Carlos Mora: “Manotas” Mejía le dio un golpe que ameritaba mínimo la tarjeta amarilla. Ese habría sido su aporte, pero ni eso porque el mexicano Fernando Hernández no pitó nada.

Anthony Contreras: Las mejores jugadas de Costa Rica pasaron por él. Le puso un “bombón” a Brandon Aguilera después de una escapada “maradoniana” por izquierda. Empero, el “Bebote” pifió y luego Ricardo Blanco no pudo liquidar (16′). En el complemento, “Manotas” le quitó el 1-1, pero inexplicablemente Hernández dijo “saque de puerta” (era córner).

Allen Guevara: Póngale “copy paste” al comentario sobre Jewisson Bennette, a quien sustituyó.

Roan Wilson: Cuando entró, al 79′ en lugar de Galo, ya la suerte estaba echada. Apenas dio abasto para ayudar en marca.

Gerson Torres: No pudo marcar diferencia. Panamá se adueñó del esférico en la complementaria.

Johan Venegas: Luis Fernando Suárez no lo usa de “9”, en la posición donde hace temblar a los porteros del campeonato nacional, sino escondido por la banda izquierda. Allí no pesa nada, nada, nada.

Joel Campbell: Apenas ingresó, le dieron una dosis de “estate quieto” que surtió efecto inmediato. Después del patadón, fue como si jugásemos con 10. Como dijo el propio Luis Fernando Suárez en conferencia de prensa, a lo mejor inconscientemente el jugador en general se cuida de cara al verdadero objetivo, el repechaje contra Nueva Zelanda.

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware