Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » Anthony Contreras: En un barrio marginal de Pavas se escondía el ‘pura sangre’ alimentado en ‘El Pesebre’

Anthony Contreras: En un barrio marginal de Pavas se escondía el ‘pura sangre’ alimentado en ‘El Pesebre’

by Jose Pablo Alfaro

Nacido en Metrópoli tres, un barrio pobre en Pavas, Contreras destacó desde muy joven por su energía y fuerza en las piernas, que le permitían trabonear con jóvenes hasta cinco años mayores. Lo vieron en un centro bíblico, le consiguieron un ‘padrino’ que lo adoptó y luego la ‘pulseó’ sin éxito en Saprissa y la Liga, en donde fue rechazado. Hoy, el joven al que transfomaron en el ‘Team’ en delantero por sus similitudes con ‘Sabo’, se abre paso en la ‘Sele’.

Metrópoli tres es un barrio marginal en Pavas tan pobre como muchos; con delincuencia y pobreza, pero también con talentos escondidos que fortalecen su espíritu y convicción a través de la adversidad, como el delantero sensación de la Selección de Costa Rica, Anthony Contreras.

Al futbolista lo describen como inquieto, con una energía que lo volvía incontenible y, en especial, con una fuerza en las piernas que le permitía ‘trabonear’ la pelota con niños hasta cinco años mayores que él.

A petición de sus padres, Contreras empezó a asistir desde muy joven al Centro de Esperanza ‘El Pesebre’, en donde lo alimentaban espiritualmente, pero también le daban el almuerzo.

El atacante tenía apenas 10 años, y después de las lecturas bíblicas ‘mejengueaba’ durante casi 2 horas en el parqueo que colindaba con este centro, también conocido por ser una iglesia evangélica.

Fabián Silva, amigo de la familia y, desde aquel entonces parte de este centro, recuerda los inicios del joven y como en una ocasión lo observó en un partido de fútbol y de inmediato se dio cuenta de que tenía un potencial distinto.

Era como un caballo pura sangre. Inquieto, insistente, rápido, enérgico y especialmente fuerte.

“Se esforzaba mucho y tenía una energía increíble para jugar”, contó Silva.

De escasos recursos, Contreras apenas si tenía para los pases, así que Fabián conversó con un exjefe suyo y lo convenció de convertirse en su ‘padrino’ futbolístico.

Así que desde joven, el delantero tuvo a su lado a este empresario (que prefiere mantenerse en el anonimato), que le pagó los pases de bus, la ropa, el calzado deportivo e incluso las citas de la nutricionista.

Cuando empezó a crecer, Contreras salió en busca de algún lugar para potenciar su talento. Se probó dos veces en Saprissa y una ocasión en la Liga, pero no convenció a los visores de que lo volvieran a llamar para incorporarlo a sus filas.

“He podido ver el proceso de esta familia. Verlo viajar en bus, ir a hacer pruebas a la Liga y Saprissa, hizo como dos pruebas en Saprissa pero no quedó. En Alajuelense también, pues de 250 chicos quedó en los 40 elegidos, pero al final no lo llamaron”, explicó Silva.

“En Saprissa hizo cuatro goles en una prueba, entonces hablé con un director de la escuela de fútbol, pero tampoco se le dio. Sabemos que esto es así, en un lado se abren y en otras se cierran”, añadió el ‘mentor’ del hoy delantero de Guanacasteca.

Lea también: Inédito: Futbolista de Dimas jugó cuatro minutos ‘expulsada’ frente a la Liga

Parecido a ‘Sabo’. En Herediano, en cambio, lo ‘adoptaron’. El entonces encargado de liga menor, Rolando Villalobos, veía en el futbolista dotes similares a los de Álvaro Saborío; era espigado, rápido y especialmente fuerte para chocar en las alturas.

Cuando llegó al club, Contreras jugaba como volante, pero Villalobos lo convirtió en delantero, el puesto que aprendió antes de debutar en la Primera División.

Su padre trabaja en el área de mantenimiento de la Municipalidad de Escazú y también tenía talento con la pelota, un caso similar al de su hermano. Sin embargo, Contreras es el único de su familia que consiguió llegar al fútbol profesional.

Desde muy joven apoyado por este centro cristiano, respaldado por un ‘padrino’ que le echó una mano para surgir y luego por su propio esfuerzo, Contreras se abre paso en la ‘Tricolor’ con la misma fuerza con la que ganaba los ‘trabonazos’ de niño.

A Luis Fernando Suárez lo capturó justamente el corazón del joven para pelear cada pelota y cumplir con las labores tácticas que le asignaban en Guanacasteca, el club en el que se encuentra a préstamo, pues su ficha le pertenece al ‘Team’.

El joven de 22 años cumplió con creces las expectativas del colombiano; con un golazo de chilena y un esfuerzo táctico muy destacable ante El Salvador, Contreras se abre paso en la Selección Nacional.

En Metrópoli tres de Pavas celebran el crecimiento de su hijo predilecto.

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware