Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » Arreola en el confesionario: Las verdades sobre el penal, el regreso a Cancún y un futuro muy abierto

Arreola en el confesionario: Las verdades sobre el penal, el regreso a Cancún y un futuro muy abierto

by Jose Pablo Alfaro

Con el recuerdo del penal fallado aún fresco, pero sin castigarse en exceso por lo sucedido, Arreola rememora aquel momento; desde el segundo en que tomó la redonda, la charla con los otros líderes, el mano a mano con Cruz y las horas posteriores, cuando le anunciaron que no continuaría en la casa eriza. Instalado en Cancún junto a su familia, el zaguero reconoce que “le habría encantado seguir” en la Liga. En amplia entrevista con ‘Columbia’, el azteca se confiesa por primera vez desde que partió de Costa Rica y le envía un mensaje de optimismo a los liguistas.

Daniel Arreola se encuentra en Cancún hoy en día. Desde allí atendió a ‘Columbia’ vía telefónica.

“Me hubiera encantado seguir (en Alajuelense)”, confiesa Daniel Arreola, hoy instalado en su natal Cancún junto a su familia. De discurso transparente y conclusiones sensatas, el mexicano saboreó la gloria cuando, recién llegado al país, cobró el decisivo penal que le permitió al León saborear la Liga Concacaf.

Apenas 11 meses más tarde, Arreola pidió de nuevo la pelota, pero en esta ocasión el guardapalos morado, Aarón Cruz, repelió el disparo, lo que a la postre significó la eliminación manuda de la gran final y acabó por ser su último juego con la camiseta rojinegra.

Con el recuerdo del penal aún fresco, pero sin castigarse en exceso, Arreola rememora aquel momento; desde el segundo en que tomó la redonda, la charla con los otros líderes del vestuario, el mano a mano con Cruz y las horas posteriores, cuando le anunciaron que no seguiría en la casa manuda.

Partió sin remordimientos, con un apretón de manos con sus compañeros, los miembros de la directiva y un agradecimiento para Agustín Lleida. No guarda rencores y, por el contrario, confiesa que, de haber aparecido otra opción en el fútbol de Costa Rica, es muy probable que la hubiera valorado.

A estas alturas, no sabe si fallar ese penal pudo influir en su salida del club rojinegro.

En entrevista exclusiva con ‘Columbia’ vía telefónica desde Cancún, México, Arreola se confiesa.

¿Qué hace hoy en día Daniel Arreola después de quedar fuera de la Liga? Se da su salida en un contexto muy turbulento, por la eliminación de la final.

“Al final de cuentas mi paso por la Liga fue muy ameno. No terminó como todos hubiéramos querido, levantando la Copa que era el objetivo número uno, pero en el camino hubo cosas buenas. La Liga la verdad tiene un equipo muy competitivo, tiene una plantilla para competir y se nos negó dos veces al campeonato. En el primer torneo de forma atípica, porque habíamos sido líderes con 20 puntos por encima del segundo lugar. Da la casualidad que en ese torneo no hay una gran final y, por lo tanto, no tuvimos la posibilidad de levantar la Copa”.

“Y en el segundo certamen fue un poquito al revés, pero aún así llegamos a la final y tuvimos la oportunidad de avanzar. En mi caso, me sucedió algo circunstancial que es el penal, en mi carrera me he topado con muchas situaciones así, te falla un penal hasta el mejor del mundo y ya está, el fútbol es así. Mi intención siempre fue anotar ese penal para dedicárselo al grupo y a mi familia que estábamos ilusionados con el campeonato, pero no se da. Lo que pasa es fútbol, cuando uno sobrepasa ya la raya y vive la pasión fuera de la cancha creo que es lo que ya está mal. Pero me voy contento con la experiencia, agradecido con los compañeros y la directiva, que siempre me cobijaron. Y bueno, ojalá hubiera podido llevarme la copa a mi país”.

“Mi intención siempre fue anotar ese penal, pero no se da. Lo que pasa es fútbol, cuando uno sobrepasa ya la raya y vive la pasión fuera de la cancha creo que es lo que ya está mal”.

Daniel Arreola, exdefensor de Alajuelense.

¿Cómo fueron los días posteriores a la final en lo personal? Especialmente después de fallar ese penal y las consecuencias emocionales que acarrea esto.

“Sabemos que el fútbol es así. Me tocó llegando a Costa Rica, en la Concacaf, cobrar ese penal con el que pudimos ganar el título. Y me tocó hacer el penal decisivo; lo celebramos con bombos y platillos. Y cuando pasan estas cosas no somos los mejores, ni cuando fallamos somos los peores. En relación al penal, son situaciones que pasan, lo tomo con tranquilidad porque no es de vida o muerte. Lógico que hubiera querido que entrara, yo era el primero que quería anotarlo, tanto es así que yo tomo la responsabilidad. Hablamos varios para cobrar el penal y yo fui el que me animé a patear. Los compañeros tenían la confianza en mí y es lo único que me queda, que no pude corresponder a la confianza de mis compañeros de anotar ese penal, pero bueno, eso es lo que sí me duele un poco porque no pudimos lograr el objetivo. De ahí en adelante eso no me hace ni mejor ni peor”.

La afición puede imaginarlo, pero quizás pocos caen en razón de lo retador que es cobrar un penal de ese tipo, por todo lo que hay en juego. ¿Qué recuerda del momento en que decidió tomar la pelota para cobrar el penal?

“Son momentos. Yo sentía la confianza en ese momento y mis compañeros la depositaron en mí también y por eso pateé el penal. Muchos se preguntan por qué no lo pateó alguien más y no Daniel. Es un tema de confianza, en ese momento yo la tenía y lo quise hacer. Ahora, claro que el resultado del penal nos afectó a todos, a las familias, a los jugadores, a la afición. Todos querían avanzar, se estaba jugando muy bien ese partido y no pudimos concretar alguna de las muchas jugadas de peligro que tuvimos y claro está que se señala el penal que uno falla, pero asumo mi responsabilidad, que sé que si lo hubiera metido habría sido un héroe, pero nunca antes de una jugada o de cobrar penal pienso en eso, solo valoro apoyar a mis compañeros y poner mi granito de arena”.

Antes de la final, había una coincidencia de criterios entre un sector de la afición y la prensa de que, por su regularidad en el último año, había posibilidades de que se quedara en el equipo. ¿Le pudo haber pasado factura ese penal en la decisión final de la Liga de no renovar su contrato?

“Mirá, son temas administrativos. A lo mejor la Liga tenía algo presupuestado y al no lograr los objetivos y llevar el equipo a un buen puerto, se toman decisiones. Pero, yo estoy muy agradecido con el club, con la directiva y con Agustín Lleida por la confianza que depositaron en mí de llevarme allá y creo que les correspondí en la cancha, tanto es así que si ves las estadísticas, siempre di lo mejor de mí. Claro que me quedo con esa manchita del penal, pero no sabría decir si afectó en la decisión final de que siguiera o no en el club. Estoy contento y agradecido”.

(VIDEO) En el siguiente video, el futbolista amplia sobre el reto de lanzar el penal:

Me dicen que practica mucho los penales. ¿Habría hecho algo distinto?

“Nunca me animo a hacer algo que no tenga practicado. Muchos dicen que el penal es un ‘volado’, pero para mí no. Pararte ahí en un escenario frente a 18.000 personas no es sencillo, estar frente al portero, con tu gente y la posibilidad de avanzar a una final, para mí no es un ‘volado’. Yo los practico siempre, intento hacerlo también con los tiros libres, pero al final si uno patea bien o mal, el portero también tiene su responsabilidad y su virtud”.

Alguna gente se pregunta si Daniel Arreola fue el único jugador del club que se animó a tomar la pelota para cobrar ese penal o también había otros jugadores con disposición. ¿Cómo fue la toma de decisiones en ese instante decisivo?

“Siempre hay dos o tres que son los cobradores de penales. Cuando pasa todo, nos reunimos y entre los que estábamos tomé la decisión de agarrar la pelota y el resto de compañeros dijeron, ‘sí, está bien’. Así fue como se dio y no hay mucha vuelta. Ellos depositaron la confianza en mí y así fuimos”.

¿Usted ya le había marcado un penal a Aarón Cruz?

“Sí, lo hicimos en el torneo anterior. Ahí donde casi logramos la remontada, pero ahí quedó para los datos”.

“ME HUBIERA ENCANTADO SEGUIR”

Daniel Arreola, defensor rojinegro, celebró el título de la Liga Concacaf.

¿Usted quería seguir en la Liga?

“Me hubiera encantado poder seguir; por el equipo, por la afición, por el país, pues de verdad estoy encantado con Costa Rica. A mi familia siempre la cobijaron bien hasta el último momento. Sé que en la final, por la euforia de la gente se lograron meter al palco con la familia, pero eso no mancha lo bien que nos trataron el año que estuvimos ahí, y claro que me hubiera encantado seguir”.

¿Qué se lleva de su paso por Costa Rica?

“Yo siempre priorizo a mi familia cuando decido a dónde ir y te digo que estoy encantado con el año que pasé en Costa Rica, se nos fue demasiado rápido. Y me llevo bastantes amigos en el club, en la directiva y en la vida cotidiana. Por ejemplo, tenía vecinos y amigos. Mis hijos hicieron una bonita amistad con los compañeros”.

¿No valoró buscar otro club en Costa Rica?

“En estas situaciones siempre estoy abierto a las opciones. Al final somos jugadores profesionales y es nuestro trabajo. A mí no me buscaron de otro club (nacional), entonces me fui contento en el aspecto de estar el año en Costa Rica y me vine para mi casa, estamos aquí tranquilos analizando lo que vendrá”.

¿Su idea es seguir jugando? (Tiene 36 años).

“Sí queremos y estamos analizando algunas opciones, pero tiene que ser una opción que me convenza a mí y a mi familia, porque yo siempre voy con mi familia y es importante y priorizo siempre eso, que la familia esté en un lugar seguro, en el que pueda estar bien y ya después vemos el tema contractual”.

¿Retirarse es una opción?

“A esta altura de mi carrera hay muchas cosas que pueden ser opción. No voy a jugar en algún lado solo por tener un contrato. Si la oferta es atractiva para mí y mi familia seguiremos y sino en los próximos días pensaremos el siguiente paso”.

“A mí no me buscaron de otro club (nacional), entonces me fui contento de Costa Rica”.

Daniel Arreola, exdefensor de Alajuelense.

SU PRESENTE EN CANCÚN Y SU FUTURO

¿Usted es nativo de Cancún?

“Sí, yo soy nacido en Cancún. De hecho tengo mi casa acá, mi familia es de acá y la familia de mi esposa también, entonces nosotros también teníamos pensado que cuando diera un paso al costado, mi casa seguiría siendo Cancún”.

Básicamente, quisiera darse un tiempo para descansar y dedicarle más tiempo a su familia después de tantos años jugando fútbol.

“Así es, tengo 14 años de carrera y siempre tuve claro que el día en que dejara de jugar sería mi vuelta a Cancún. Me gusta estar aquí y aquí seguiremos en otra etapa de mi vida”.

Imagino que lo ha podido reflexionar, ahora en un entorno más pausado y cerca de su familia, ¿qué le faltó a la Liga para ganar un título en el último año?

“El primer torneo fue sensacional. Estuvimos 20 puntos por encima del segundo lugar. No corrimos con la suerte de que hubiera una gran final por el tema de la pandemia y ahí se nos escapa una oportunidad. En el segundo torneo vinimos de menos a más y cerramos muy bien, hicimos un muy buen partido, pero a veces la pelota no quiere entrar”.

¿Cómo fue su último día en la Liga? 

“Soy una persona que habla de frente. Le di las gracias al cuerpo técnico, a la directiva, a Agustín y a los compañeros. No fue una despedida, seguramente nos volveremos a ver porque dejé grandes amistades”.

¿Cuál es el mensaje para el liguismo ya en frío?

“Dar las gracias por el apoyo, tanto por los mensajes buenos y malos. Yo entiendo y conozco la euforia tras el partido por el rival que era. Me voy con una sensación de boca muy buena, dar las gracias por el trato y por el apoyo de siempre. Al final, una mancha no te hace ni más malo, ni mejor. Y si tuviera que enviar un mensaje, decirles que pronto llegará el ansiado campeonato porque hay un gran plantel. Que no se queden solo con lo que pasó el semestre pasado. Como se los dije a mis compañeros, el título llegará muy pronto”.

¿Usted puede dar fe de que hay un buen vestuario en la Liga?

“Sí, se hablaba y se especulaba mucho, pero hay una combinación y una gran armonía. Es un camerino muy sano, con experiencia y juventud. Cuando hay muchas ganas de los más chicos de crecer, eso es magnifico. Cuando alguno se quiere salir del corral, quizás llega uno de experiencia y lo mete de nuevo. Siempre los buenos grupos van a prevalecer y la Liga tiene uno de ellos”.

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware