Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » Con fuerte carta, renuncia gerente de Cruz Roja y dice haber recibido denuncias por ‘acoso laboral y sexual’

Con fuerte carta, renuncia gerente de Cruz Roja y dice haber recibido denuncias por ‘acoso laboral y sexual’

by Jose Pablo Alfaro

“Funcionarios se han quejado personalmente, exponiendo quejas muy delicadas, como acoso laboral, acoso sexual, mal manejo de recursos públicos, irregularidades con el uso de las unidades, donde se menciona que hay personal dentro de las cúpulas involucradas”, aseguró José David Ruiz, quien deja su cargo apenas dos meses después de haberlo asumido.

José David Ruiz renunció a su cargo como gerente general de la Cruz Roja y, a través de una fuerte carta, denunció ‘falta de valores’ en ciertos funcionarios dentro de la organización que le impiden mantenerse en su puesto.

Ruiz fue más allá y afirmó que, “ha recibido múltiples llamadas, donde funcionarios se han quejado personalmente, exponiendo quejas muy delicadas, como acoso laboral, acoso sexual, mal manejo de recursos públicos, irregularidades con el uso de las unidades (vehículos de la Benemérita), donde se menciona que hay personal dentro de las cúpulas involucradas”.

El ahora exgerente asumió el cargo el pasado 23 de mayo y este lunes optó por renunciar.

Esta es la carta íntegra publicada por Ruiz, en la que cuestiona con dureza a la actual organización de la Cruz Roja.

Por este medio les entrego mi carta de renuncia de forma irrevocable a partir del día de hoy, fundamento mi renuncia a la falta de valores como profesionalismo, ética y moral, que aprendí durante mi vida, inculcados por mis padres; y que no encuentro esos valores, dentro de esta institución.

Yo ingresé a la Benemérita Cruz Roja Costarricense el día 23 de mayo 2022, a hoy tengo poco mas de dos meses, en este tiempo, los señores (as) del Consejo han esperado que mi persona solucione los problemas que acarrea la Benemérita, desde hace más de 10 años, sin colaboración, sin apoyo, y que en todas las sesiones de Consejo que he participado, me han imputado problemas, que en años no han resuelto, donde en reiteradas ocasiones he dicho, “si no se trabaja como un equipo, no se puede lograr resultados en favor de mejorar a Cruz Roja Costarricense, solo es imposible lograrlo.

Hoy, no he logrado entender a los miembros del consejo que manejan a la Benemérita, no hay un norte claro, inclusive hay cambios constantes en los planes de acción, sin valorar resultados y cumplimientos de roles y de metas, objetivos e indicadores, existe una co-administración, lo cual no deja poder desarrollar y potenciar los hilos de la Benemérita, en materia administrativa. 

Además, me han asignado tareas, que debieron ser resueltas por los departamentos que tiene las competencias para hacerlo, mi rol como gerente general sale caro para la organización por falta de planes a corto, mediano y largo plazo.

De estos dos meses, que han sido difíciles, me encuentro con los últimos 15 días, donde he recibido múltiples llamadas, donde funcionarios se han quejado personalmente, exponiendo quejas muy delicadas, como acoso laboral, acoso sexual, mal manejo de recursos públicos, irregularidades con el uso de las unidades (vehículos de la Benemérita), donde se menciona que hay personal dentro de las cupulas involucradas, yo a ellos les di mi palabra de no exponerlos por la agresividad con la que son cuestionados, el “terrorismo psicológico” y los chismes son las herramientas mas fuertes para minimizar a personas que si dan su vida por la Benemérita.

Cierro esta carta, mencionando, que, a pesar de todo, he conocido grandes personas que dan su vida por la Benemérita Cruz Roja Costarricense, salvando vidas y protegiendo a nuestras comunidades, el sábado 30 de Julio, estuve todo el día recorriendo los puntos de atención de la romería, para mí fue un honor, vestir el uniforme operativo, ver a cada compañero y compañera atendiendo con mucha disposición, dedicación, con cansancio, agotamiento, pero con una sonrisa.

Esta es una decisión muy difícil para mí, tengo familia y deudas que pagar, pero me voy con la cabeza en alto, salgo por la puerta de adelante, con humildad, pero con valentía, agradecido con DIOS que nunca me ha dejado en momentos difíciles.

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware