Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

PSG: Tuchel pasó de aguas turbulentas a aguas mansas pero la lupa sigue sobre él

Los últimos resultados por la Ligue 1 donde se ubican como punteros absolutos son el mejor revulsivo del estratega alemán, sin embargo, los dolores de cabeza se presentan en la Champions League donde iniciaron con el pie izquierdo.

Mala relación con el gerente del PSG Leonardo, malos resultados en el arranque de la Champions, jugadores lesionados a granel, futbolistas contagiados por coronavirus, sus estrellas convocadas por sus selecciones nacionales. Todo se sumó para obtener un coctel con olor a despido.

“Intentamos dar lo mejor de nosotros pero no es fácil”, aseguró el atacante argentino Ángel Di María en el medio C+, antes de tomar su vuelo hacia Buenos Aires para ponerse a las órdenes del seleccionador gaucho.

“No podemos fingir que no ha pasado nada. No tuvimos pretemporada, estuvimos en la final de la Champions, no tuvimos tiempo para trabajar y hubo muchos casos de Covid-19, además, de muchas lesiones”, argumentó “el Fideo” Di María.

A todas estas aguas turbulentas ha sobrevivido el timonel Thomas Tuchel, salvado por la campana con el bálsamo que significó la victoria (3-0) sobre el Rennes, tercero de la clasificación.

La tabla de posiciones de la Ligue 1 ubica al PSG en el primer lugar con 24 puntos, seguido del Lille con 19 y en el tercer lugar están el Rennes y el Marsella con 18 unidades.

“El resultado pudo ser mejor contra Leipzig, pero no jugamos mejor”, aseguró como un desahogo el estratega teutón al final del juego ante el Rennes en conferencia de prensa.

“Después del penalti fallado en Leipzig (2-0), estaba muy triste. Todavía hoy (sábado), asumo mis responsabilidades. Es deporte. Hay momentos difíciles y tristes, pero tenemos que recuperarnos”, insistió Tuchel.

El fútbol da revanchas dice el viejo refrán y el próximo martes 24 de noviembre tendrán la oportunidad de regresarle el guante al equipo del Leipzig en el Parque de Los Príncipes.

Por ahora la reunión urgente en Doha, capital de Catar, entre el presidente del PSG Nasser Al-Khelaifi y el príncipe Tamin Bin Hamad Al- Thani, para tomar decisiones sobre el técnico Tuchel, quedó pospuesta, pero la lupa seguirá pendiendo de la cabeza del entrenador.