Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Asistente técnico manudo ve al equipo unido, contento, luchando y no confiado

En Alajuelense saben que no se puede menospreciar ningún rival y que para continuar con el buen momento que han tenido en el torneo nacional deben seguir trabajando, dar la vida en la cancha y no confiarse o bajar los brazos.

Esa es la mentalidad del cuerpo técnico y de los jugadores, Mario Acosta, asistente técnico de Andrés Carevic, señaló que esta semana los entrenamientos han sido intensos, porque el Real Estelí no será un rival fácil y no pueden descuidarse ni confiarse.

“Como todas las semanas trabajamos algo, esta trabajamos unos acentos que venimos observando y que nos hacen tener un perfil propio donde estamos trabajando nuestras cosas. Viendo algunas pequeñas observaciones que tuvimos del último partido y tratar de corregir algunos aspectos”, afirmó Acosta.

“Intensos como siempre los entrenamientos, una muy buena disposición por medio de los muchachos y seguir trabajando”, dijo sobre las prácticas de esta semana.

Sobre el rival de la próxima semana señaló que ya están estudiándolo y que deben tener cuidado con el dinamismo que presentaron ante Herediano.

“Es un equipo de buen nivel, es un equipo que mostró cosas, no es fácil ganarle a un equipo como Herediano. Nosotros estamos trabajando y analizando los aspectos que ellos presentaron en ese partido. Es un equipo dinámico, tenemos que tener mucho cuidado y como siempre ocupándonos para trabajar y hacer un buen partido”, aseguró.

De cara a ese partido llegó una tranquilidad a las filas manudas y es que ya prácticamente todo el plantel está recuperado. Junior Díaz ya regresó e incluso jugó los 90 minutos ante el San Francisco FC, Fernán Faerron ya tiene dos días de entrenar y el único que aún no vuelve es José Miguel Cubero, que se había lesionado con mayor gravedad.

“Da mucha tranquilidad, da mucha competencia dentro del grupo y es algo muy importante que nosotros como cuerpo técnico tengamos el problema de que tenemos bastante gente y bastante gente capaz y que no fuera al revés, que no se tuviera esa posibilidad. Nos da una gama grande para nosotros poder trabajar a gusto y tranquilos”, aseguró el mexicano.

Acosta admitió que el equipo está asumiendo estos compromisos con alegría, trabajo, concentrados en lo que están haciendo y exigiéndose al máximo para asegurar la victoria en cada juego.  

“Los veo contentos, los veo metidos, los veo motivados, jamás confiados, los veo de verdad muy motivados al grupo, mucha unión. La exigencia no solo es del cuerpo técnico sino de ellos mismos son tan profesionales que yo veo que a diario se exigen y jóvenes y grandes está corriendo, luchando y trabajando por un objetivo”, afirmó.

Los manudos regresan a las canchas hasta el próximo miércoles a las 7:00 p.m. cuando enfrenten en su estadio a Real Estelí por los cuartos de final de Liga Concacaf.  

*Fotografía: Prensa LDA