Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Evaristo Coronado: "Álvaro Saborío es un jugador fuera de serie"

 
'Sabo' anotó su tanto 148 e igualó la marca de Coronado, séptimo mejor goleador del fútbol tico. El histórico exromperredes morado conversó con Columbia sobre lo conseguido por Saborío, las características que lo hacen distinto y las dificultades para que aparezca otro jugador con sus virtudes. 
 
A Evaristo Coronado no le sorprenden los números de Álvaro Saborío. Confiesa que desde que lo observó por primera vez, siendo apenas una promesa del primer equipo morado, percibió que podía convertirse en un goleador de raza, como lo fue él en el Saprissa.
 
Este miércoles, 'Sabo' anotó su gol 148, una cifra que le permite igualar en anotaciones la marca del propio Coronado, séptimo mejor romperredes de toda la historia, según los datos del estadígrafo Cristian Sandoval.
 
Coronado atendió a 'Columbia' para conversar sobre la carrera de Saborío, la escasez de artilleros de raza en el fútbol tico y las característcas que han convertido al hoy delantero norteño en un futbolista tan letal en la red. Esta es la entrevista con el exfutbolista histórico:
 
Saborío iguala su marca goleadora y sigue haciendo la diferencia, ¿cómo analiza la carrera de 'Sabo' y lo conseguido hasta el día de hoy?
 
"Álvaro desde que llegó al Saprissa todos los que estábamos ahí le veíamos las condiciones naturales, principalmente las físicas. Era un jugador muy potente, que marcaba mucha diferencia para saltar y en la velocidad. Lo que ha logrado acá es increíble. Sino se hubiera ido al exterior, habría superado a todo mundo".
 
"Es muy destacable lo que ha hecho, aún más porque se vino a Costa Rica con muchas lesiones importantes y de igual forma siguió marcando diferencia en los equipos en los que ha estado".
 
¿Cuando vio a Saborío por primera vez, creyó que podía ser un jugador similar a usted?
 
"Sí claro, él estaba y aún está por encima del promedio de los delanteros en el cabeceo, no solo en la técnica para cabecear sino en la fuerza en sus brazos para hacerse el espacio y la fuerza en sus piernas para levantarse más que el rival. Son condiciones que aún no ha perdido, pues en los últimos años ha seguido anotando de forma continua. Conocemos que él trabaja con mucho carácter, porque la lesión de rodilla no es fácil. Ha logrado todo a base de esfuerzo y del carácter que tiene".
 
 
Es difícil conseguir delanteros de estas características hoy en día.
 
"Sí, y no sé por qué. Más hoy en día que el delantero lo que hace es pivotear y caer a las bandas. Álvaro es un delantero más de área y los entrenadores lo saben, no es lógico sacarlo de ahí. Él sigue trabajando a la maravilla".
 
¿Percibe a Álvaro Saborío muy diferente a usted en el tipo de juego?
 
"Pues la verdad que no, es un jugador de área, está siempre en el área y gana regularmente en las alturas. En mi época esa era mi labor, estar en el área, pelear con los dos centrales y pisar el área pequeña en todo momento. En cualquier momento una bola suelta iba para adentro".
 
Quizás, el único 'mal recuerdo' que le quedará de Sabo es que le anota mucho a Saprissa...
 
(Risas) No, no, uno comprende que así es el fútbol. Uno no decide el futuro. Cuando estuvo en Saprissa fue un profesional en su trabajo y ahora lo está siendo en otros equipos. Para mí es un jugador fuera de serie, de lo mejor que ha habido como centro delantero en el país. Imagine la cantidad de goles que hizo aquí y fuera del país, son tantos goles que no tengo ni idea".
 
Y en algún momento se le criticó por sus yerros técnicos, pero da la impresión de que ha evolucionado en el juego con los pies. 
 
"Es evidente que él mejoró cuando salió del país y cuando venía a la 'Sele' uno veía que era otro Álvaro Saborío, que había mejorado sustancialmente. Y sigue siendo un jugador muy importante".
 
 
Decía ahora que considera que si Saborío se hubiera quedado en Costa Rica toda su carrera, probablemente llevaría más goles que cualquier otro jugador. ¿Qué es lo que tiene distinto, aparte del biotipo, que marca diferencia?
 
"Es la acumulación de muchas cosas. Entre lo más importantes está la capacidad física de él. Está por encima del promedio de nuestros defensas. Es más rápido, más fuerte en el salto y en sus brazos. Creo que es de lo más importante. Otro detalle muy importante es tener carácter. Y ese carácter uno lo ve cuando falla un gol, falla otro, falla otro... pero igual sigue yendo a buscarlo. Eso es una muestra de carácter. Hay muchos delanteros que fallan una y a la siguiente prefieren pasar el balón para no fallar de nuevo".
 
A veces da la impresión de que aquí en Costa Rica aparece un jugador de esas caractéristicas cada década. Es decir, no son comunes.
 
"Lo más complicado es que haya gente que marque esa diferencia en la parte física. Cuando yo empecé a jugar, había pocos futbolistas de 1,80 m, entonces yo marcaba bastante diferencia. Me pongo a ver el perfil de Errol Daniels, que era el máximo goleador, y no me cabía dudas de que tenía que ser muy fuerte en lo físico. Él marcaba mucha diferencia. No se trata solo de la estatura, se trata también de la velocidad y cómo logra manejar el cuerpo".
 
Fotografía: La Teja*.
 
Sky Costa Rica