Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Penal de Herediano no debió ser y a Guadalupe no le pitaron uno que sí, según Walter Quesada

El exárbitro y hoy directivo brumoso, Walter Quesada se refirió al partido de este sábado entre el Herediano y Guadalupe, para él sí hubo ciertas acciones que no se marcaron de la forma correcta y terminó influyendo en el transcurso del juego.  Sobre el clásico nacional indicó que el referí no interfirió en el partido.

Quesada confesó que ya no sigue tan de cerca todos los juegos, pero que, si está atento a los resúmenes y conferencias de prensa, por eso dio su opinión sobre lo transcurrido con el arbitraje en dos compromisos de este sábado.

Herediano vs Guadalupe

Yo no vi todo el juego, le confieso, pero en las acciones que pasan en los canales lo que pude ver, analizar y con mi experiencia de lo que dice el reglamento pues no fue penal, fue más penal la que le hacen a Murillo, al muchacho contención de Guadalupe. Ustedes ven hay un empujoncito que lo desbalanza totalmente. Es normal, yo sigo diciendo, eso se puede ver por televisión, para el árbitro es un poco difícil. Si existiera el “Var” en Costa Rica uno se hubiera dejado de sancionar y el otro se hubiera sancionado, pero es parte del fútbol, yo lo tomo así.

Clásico Nacional

Un penal bien sancionado (a favor de Alajuelense). El balón que le pega a Allen Guevara lo veo más accidental que intencional y se hubiese sido intencional ninguno de los árbitros que estuvieran ahí lo hubieran podido ver. No por la posición o mala ubicación de ellos, sino por que son de esas jugadas que ocurren en el campo difíciles de observar, pero al final creo que por lo que he escuchado y visto en los resúmenes no interfirió.

Ustedes saben que en los clásicos como en todos los partidos siempre ocurre alguna opción lo que pasa es que los clásicos son más trascendentales y mediáticos es ahí donde el árbitro se desnuda un poco más.

A veces solo el árbitro y el árbitro, pero ayer se hizo acompañar por dos asistentes y un cuarto árbitro que le ayudaron también. A veces los asistentes complican, no a propósito, pero complican la labor de un árbitro.