Manfred Ugalde aprovechó la oportunidad como titular: Fue un dolor de cabeza para toda la defensa del Ajax


Lo intentó de cabeza, con remate de larga distancia, corriendo al espacio y sacando faltas. Manfred Ugalde se convirtió este domingo en un dolor de cabeza para toda la defensa del Ajax. O mejor dicho, fue una jaqueca.

Lea también: Suárez espera que quienes jueguen la octagonal tengan "el mismo orden y la misma agresividad'' que se tuvo contra El Salvador

El delantero costarricense jugó por primera vez de titular en la Eredivisie con el FC Twente y fue ante el equipo histórico de Ámsterdam. Al final, el compromiso quedó 1 a 1 y el nacional jugó 83 minutos. Hasta que salió de cambio por un desgaste físico.

Su primera jugada de peligro fue al minuto 9, cuando remató de cabeza dentro del área tras un tiro de esquina cobrado por el sector de la izquierda. Ugalde ganó bien por arriba y su remate salió bastante cerca de abombar las redes.

Minutos después, al 33 para ser exacto, Manfred se abrió un espacio, corrió entre los defensas y ganó bien un balón. Disparó desde fuera del área, su remate salió desviado pero mostró una vez más esa cualidad de goleador de tener el arco entre ceja y ceja.

Y, en el segundo tiempo no se cansó de correr, tirar diagonales y ser incisivo en todo el frente de ataque del Twente. El defensor argentino Lisandro Martínez fue el encargado de marcarle, pero no lo pudo controlar. El delantero tico se mantuvo siempre “necio” futbolísticamente hablando mientras estuvo en cancha y salió aplaudido y ovacionado por el público presente en las gradas.

Cabe destacar que, otra característica interesante que se le notó al costarricense fue su fortaleza física. Se le vio bien en el choque con los defensas y más fuerte que hace un par de años, cuando debutó en la máxima categoría de nuestro país.

Con este empate el Twente obtiene el primer punto de la temporada, tras haber perdido el primer juego y ahora este empate. Y, su próximo cotejo será el sábado siguiente de visita ante el Cambuur.

Ugalde aprovechó la oportunidad, lo pusieron por primera vez de titular y fue un tremendo dolor de cabeza, para toda la defensa del mítico equipo del Ajax. El joven apunta alto.