Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

¿Por qué no tiraste vos, LeBron?

Los "Jordan-Lovers" fundamentalistas y más acérrimos "LeBron-Haters" se dieron un banquete este viernes por la noche, y extasiados en su glotonería siguieron durante la madrugada y siguen teclee que teclee.

James no tomó él el último tiro del emocionante juego contra Miami, que ganó el Heat poniendo la serie 3-2, siempre a favor de unos Lakers que tuvieron que guardar la champaña.

 

Y con la bocina final estallaron las críticas y las burlas contra LeBron cual palomitas en microondas. ¿Por qué demonios no tiró James, asumiendo él la responsabilidad, como tantas, pero tantas veces hizo Michael Jordan con los Chicago Bulls?

 

La historia fue así: James no tiró y se la cedió a Danny Green, cuyo disparo le sacó chispas al aro;  aunque el rebote ofensivo lo capturó Markieff Morris, no encontró al pívot Anthony Davis dentro de la pintura y mandó el balón fuera.

 

Lea también: Minor Álvarez se lanza por el puesto de ''1'' en la Tricolor cuando no esté Keylor Navas

 

Los Heat, con el parcial de 109-108, forzaron la personal que los Lakers le hicieron al escolta novato Tyler Herro y con 1.6 segundos por jugarse sentenció con dos tiros libres.

 

James dio su versión de los hechos:

 

"Si simplemente observas la jugada verás como arrastro dos jugadores y encuentro a uno de nuestros tiradores para ejecutar un triple que nos diese el campeonato. Confié en él. Desearía que él volviese a tener esa oportunidad. Desearía dar un mejor pase. Vives con eso", comentó James en rueda de prensa.

 

En esa línea, el ala-pivot de los angelinos agregó sobre la última jugada del duelo ante Miami Heat que "no permitiré que una jugada determinada cambie mi perspectiva del juego o el cómo juego".

 

LeBron James consiguió doble-doble de 40 puntos, 13 rebotes y siete asistencias. Pero esta vez no fueron suficientes a la hora de decidir el triunfo. Se habla de su decisión de ceder la bola.

 

Se habla y habla de eso, aunque escribiese historia de la buena. Aunque sobre el ambiente flota la interrogante "¿por qué no tiró?", LeBron superó a Karl Malone en el segundo puesto en la lista de anotaciones de todos los tiempos de la NBA, incluidos los partidos de playoffs y de temporada regular, tras haber disputado su partido 259, empatado con Derek Fisher en la mayor cantidad en la historia de la postemporada.

 

En fin, el triunfo mantuvo a los Heat con vida al conseguir el segundo de la serie que sigue favorable a los Lakers por 3-2 y el sexto partido se jugará el domingo en el mismo escenario del la burbuja del complejo recreativo de Walt Disney World, en Orlando (Florida).