Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Catrachos vs ticos: La Honduras que veremos frente a Costa Rica esta tarde, según los expertos

¿En cuál escenario se ve mejor el equipo de Ronald González marcando en zona y esperando al rival o proponiendo juego ofensivo? ¿Cuánto daño nos podría hacer “la contra” de los hondureños?

En el Clásico Centroamericano de esta tarde en la ciudad de Denver, Estados Unidos, se verá cuál plan estratégico triunfa, el de Ronald González o el de Fabián Coito, sobre todo cuando el fútbol catracho se ha caracterizado por regalar la salida y contra atacar.

El equipo catracho dejó buenas sensaciones en el cotejo ante Estados Unidos (1-0), pero las huestes de Fabián Coito requieren encontrar el camino a la victoria después de cinco juegos sin ganar.

Con dos jugadores en punta como el “Choco” Lozano y Albert Ellis, lanzados con jugadores talentosos como Alexander López y Deybi Flores, cuándo daño nos podrían hacer, si los ticos de manera ingenua se lanzan al frente a buscar el marco rival.

Lo que indican las estadísticas de inteligencia artificial de Nex Data Gen (NDG).

De acuerdo con el estudio elaborado en exclusiva para Columbia por la firma de análisis futbolístico de Nex Data Gen (NDG), con sedes en nuestro país, Panamá, Venezuela, Argentina y España, los catrachos perdieron el duelo numérico frente a Estados Unidos por muy poco.

En el segmento de ataques Estados Unidos sumó 86 por 72 de Honduras. De ellos hubo 82 ataques peligrosos de los gringos y 65 de los catrachos.

En tiros directos los estadounidenses sumaron 6 por 5 de sus rivales centroamericanos y en remates por fuera Estados Unidos acumuló 7 por 4 de los hondureños.

Solo para tener una idea, Costa Rica sumó 88 ataques frente a México y de ellos, alcanzó una cifra de 56 ataques peligrosos y un solo remate directo, lo cual evidenció la falta de finalización que tiene el plantel Tricolor.

Lea también: Actualización del mercado: Cartaginés oficializa segundo refuerzo

Consultados por Columbia los directores técnicos Erick “Shock” Rodríguez del Santos y Marvin Solano de Liberia, analizan a la selección de Honduras que enfrentará a los ticos, con sus propuestas, virtudes y defectos.

Lo que opinó el técnico del Santos Erick “Shock” Rodríguez.

“Costa Rica cuando le toca asumir el protagonismo del juego no nos va muy bien, nos sienta mejor jugar con equipo superiores que nos quitan el balón. Hoy jugamos contra una selección que no es protagonista con el balón, Honduras juega a la contra es una selección que provoca el error del rival con potencia y la verticalidad de sus jugadores es muy fuerte en la contra, son agresivos”, amplió Rodríguez.

“Visualizo un juego muy complejo donde costa rica tendrá la posesión del balón y si no finalizamos esa posesión en el marco rival debemos estar muy atentos a las contras , tener cerca a todos los posibles receptores no darles espacio para evitar que nos hagan daño”, amplió Rodríguez.

Lo que opinó el técnico de Liberia Marvin Solano.

“Lo interesante del partido entre Honduras y Costa Rica es que además de la rivalidad histórica, son dos fuerzas muy parejas. Los catrachos son fuertes con una tradición futbolística de un equipo potente que apelan mucho al contra ataque, y que no ha cambiado con el técnico uruguayo Fabián Coito, saben defenderse muy bien y les queda ideal los partidos para la contra”, analizó el director técnico liberiano Marvin Solano.

“Para ello tienen a jugadores como Albert Ellis y “Choco” Lozano, quienes son muy potentes en el ataque y con espacio son capaces de hacer mucho daño. Costa Rica debe tener mucho cuidado porque ante rivales fuertes cuando debe defender lo hace bien, pero lo interesante es que hoy va a proponer más y por ello debe quedar bien parado cuando elabore las transiciones y los regresos”, insistió Solano.

El técnico de la selección de Honduras Fabián Coito aseguró que ante los Ticos habrá cambios en la formación, porque requiere ver a otros jugadores en acción y aprovechar este juego por el tercer lugar de la Liga de Naciones.

*Fotografía Diario La Tribuna.