Portación ilegal de armas será castigada con penas más altas y Casas de Empeño serán multadas por recibir armas

Los diputados aprobaron en primer debate una de las reformas a la ley de armas que estaba en la corriente legislativa.

La nueva legislación aumenta las sanciones, que en algunos casos, son actualmente de trabajo comunal.

¿Cómo quedan? Una vez que la ley entre en vigencia, se castigará con una sanción de 2 a 4 años, a la persona que tenga un arma, permitida e inscrita, pero sin los permisos de portación.

Cuando el arma que se porta no es permitida, o es para fines de crimen organizado, la pena sube de cuatro a ocho años.

El diputado del PAC, Enrique Sánchez, resalta que el proyecto es un gran avance por los castigos más severos, pero insiste en el portillo que deja para permitir armas semiautomáticas.

 

Una de las novedades del proyecto es la multa de hasta 5 salarios base a las casas empeño que reciban y revendan armas, municiones y explosivos.

Lo explica el congresista de Liberación Nacional, Gustavo Viales.

 

La nueva ley también incluye una severa pena, de 10 a 20 años de cárcel, cuando una persona usa armas de destrucción masiva.

La votación para el segundo debate y aprobación definitiva quedó programada para el próximo martes.

Sobre la polémica de las armas semiautomáticas, el PAC insistirá en medidas para cerrar el portillo. Otros congresistas le podrían pedir al presidente un veto parcial de esta ley.

Sobre otra de las grandes discusiones de las últimas semanas, el texto aprobado no contempla cambios en el número de armas permitidas y registradas por persona. Ese punto está en otro proyecto, a la espera de aprobación en el Congreso.

Columbia Deportiva en las redes