Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » Japón, un rival más europeizado que nunca y que promete ser piedra en el zapato del cualquiera

Japón, un rival más europeizado que nunca y que promete ser piedra en el zapato del cualquiera

La última convocatoria de Japón está llena de nombres que desarrollan su carrera en Europa: Kawashima (Estrasburgo), Itakura (Schalke), Yoshida (Sampdoria), Muroya (Hannover 96), Nakayama (Zwolle), Tomiyasu (Arsenal), Minamino (Liverpool), Ito, Genk), Shibasaki (Leganés), Morita (Santa Clara), Haraguchi (Unión Berlín), Kamada (Eintracht), Endo (Stuttgart), Tanaka (Fortuna Düsseldorf), Doan (PSV), Furuhashi (Celtic) y Asano (Bochum), junto a Kubo, suman 17 futbolistas que juegan en competiciones europeas del total de 23.

by EFE

Desde Francia 1998, Japón no se ha bajado de un Mundial y ha participado en todos, seis hasta Rusia 2018, y vive en una permanente época dorada que parece no tener fin.

El que sería uno de los rivales de Costa Rica en el grupo E (si la “Sele” consigue pasar el repechaje contra Nueva Zelanda).

Los del Sol Naciente están más europeizados que nunca por su estilo y por los clubes que acogen a la mayoría de sus jugadores. El combinado nipón será un rival muy incómodo para Alemania, España y el que gane entre ticos y kiwis.

Cuando se habla de Japón, en España casi siempre aparece un nombre: Takefusa Kubo. Sin embargo, no es el más importante. El jugador cedido por el Real Madrid en varios equipos desde 2019 y ahora en el Mallorca aún no ha asegurado su puesto en las alineaciones de su seleccionador, Hajime Moriyasu (en la foto).

Moriyasu, que se enfrentará a España en el grupo E del Mundial de Qatar junto con Alemania y el ganador del partido entre Costa Rica y Nueva Zelanda, declaró el zona mixta tras el sorteo celebrado en Doha, que consultarán con Andrés Iniesta, que juega en el fútbol japonés, cómo superar a los españoles.

“Le preguntaremos a Iniesta cómo ganarle a España”, declaró a EFE Moriyasu al ser preguntado por las claves para poder superar el enfrenamiento con el equipo que entrena Luis Enrique Martínez.

El seleccionador nipón recordó que en “Japón hay muchos jugadores españoles” que eligen su país “como un destino para jugar”, por lo que cuentan con “espías para ganarle a una potencia como lo es España”.

Moriyasu apuntó por último que ya conoce el juego de España, porque ya se ha enfrentado a ellos con anterioridad. 

La competencia es dura. Japón exporta muchos nombres al extranjero y en los últimos tiempos el aroma europeo también cuenta entre la electricidad del fútbol nipón.

La última convocatoria de Japón está llena de nombres que desarrollan su carrera en Europa: Kawashima (Estrasburgo), Itakura (Schalke), Yoshida (Sampdoria), Muroya (Hannover 96), Nakayama (Zwolle), Tomiyasu (Arsenal), Minamino (Liverpool), Ito, Genk), Shibasaki (Leganés), Morita (Santa Clara), Haraguchi (Unión Berlín), Kamada (Eintracht), Endo (Stuttgart), Tanaka (Fortuna Düsseldorf), Doan (PSV), Furuhashi (Celtic) y Asano (Bochum), junto a Kubo, suman 17 futbolistas que juegan en competiciones europeas del total de 23.

Pero de todos, si hay que citar a uno por encima del resto, ese no es otro que Takehiro Tomiyasu. El central del Arsenal ilumina a su selección gracias a su polivalencia (también puede actuar de lateral) y posee una capacidad física impresionante. Es un seguro para Japón, que firmó una fase de clasificación irregular que arregló con un buen arreón final en el que Tomiyasu tiró del carro para evitar la repesca final tras dejar en el camino a Australia.

España sólo se ha enfrentado a Japón una vez en su historia, el 25 de abril de 2001 en el estadio El Arcángel de Córdoba. Ganó sobre la bocina, con un tanto de Rubén Baraja a pase de Pedro Munitis con el que los hombres que entonces dirigía José Antonio Camacho esquivaron un empate decepcionante a un año de disputar el Mundial de Corea y Japón 2002 en el que “la Roja” fue eliminada por Corea en los cuartos de final.

Más de dos décadas después, España volverá a verse las caras con un equipo distinto al que derrotó en 2001. Su fútbol veloz, directo y de acoso constante al rival es el mismo de hace veinte años. Sin embargo, ahora también posee la consistencia que han adquirido sus jugadores en el fútbol europeo. Un plus más para un equipo candidato a dar la sorpresa y colarse entre los dos ‘cocos’ (España y Alemania).

Su objetivo, es ambicioso, superar su techo en un Mundial, los octavos de final que firmó en Corea y Japón 2002, Sudáfrica 2010 y Rusia 2018.

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware