Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » Juezas: Grupo planeó durante un año el secuestro de empresario estadounidense asesinado

Juezas: Grupo planeó durante un año el secuestro de empresario estadounidense asesinado

by Alejandro Arley

La tarde de este viernes, en la sala 3 de los Tribunales de Goicoechea, se dictó la sentencia contra nueve personas que participaron en los hechos ocurridos en setiembre del 2018.  

La Fiscalía las acusó de planear y ejecutar el secuestro del empresario estadounidense William Creighton, dueño de un sportbook o casa de apuestas.

El debate estuvo a cargo de las juezas Adriana Tenorio, Mercedes Muñoz e Ivannia Delgado quienes argumentaron que, durante un año, el grupo realizó tareas y vigilancias encaminadas a lograr el hecho criminal.

Eso incluyó identificar que se trataba de una persona adinerada y seguir sus pasos para detectar cómo se trasladaba y cuáles lugares frecuentaba.

“(…) conformaron un grupo criminal y decidieron secuestra al ofendido para exigir un pago por su rescate de $5 millones en la criptomoneda Bitcoin”, dijo Delgado.

“Se tuvo por demostrado que desde al menos un año antes, la organización criminal ejecutó una serie de actos previos al delito, los cuales consistieron en el estudio pormenorizado del ofendido y su familia, de forma tal que conocieron su capacidad económica, domicilio, lugares de descanso y trabajo, así como los vehículos en los cuales se desplazaba”, añadió.

Aunque la familia pagó casi un millón de dólares, al hombre lo asesinaron y su cuerpo fue hallado en el cementerio de Quepos un año después.

Las juzgadoras condenaron a siete personas a 65 años de cárcel por asociación ilícita, en concurso material con el delito de secuestro extorsivo con resultado de muerte y en concurso ideal con el delito de robo agravado.

Las penas se adecuan a 50 años, que es la máxima que permite la ley costarricense.

Los sentenciados son:

-Un hombre de apellidos Morales Vega, identificado como el líder.

-Una mujer de apellidos Vega Aguirre, madre de Morales.

-Una mujer de apellidos Solís Chaves, pareja de Morales.

-Un hombre de apellidos Vega Aguirre.

-Una mujer de apellidos Sanabria Abarca.

-Una mujer de apellidos Aguirre Leal.

-Un hombre de apellidos Martínez Chacón.

Varias de las personas que estaban enfrentando el proceso en libertad, fueron detenidas en la sala de juicio tras la lectura del fallo. A los sentenciados se les fijó un año de prisión preventiva mientras se resuelve si la condena queda en firme.

Otros sentenciados

Las juezas también impusieron penas de prisión a dos oficiales de tránsito que, según el fallo, colaboraron con el grupo para lograr el secuestro de la víctima mientras se desplazaba hacia Granadilla de Curridabat. Lo abordaron en las cercanías del cruce de Santa Marta, Montes de Oca.

A uno de apellidos Jirón López lo condenaron a 35 años de cárcel por asociación ilícita, en concurso con secuestro y robo agravado.

A otro de apellidos Medrano Vargas, lo condenaron a 25 años de cárcel por secuestro en concurso con robo agravado.

Un hombre de apellido Sánchez, acusado de favorecimiento real, fue absuelto.

Los hechos

El siguiente es un recuento realizado con base en la explicación que brindó la jueza Delgado (de blanco en la foto).

Con la información recopilada en los seguimientos, el grupo intentó realizar el secuestro de Creighton el 21 de setiembre del 2018 en las cercanías de su casa de descanso en Los Sueños Herradura, pero no lo logró.

El 24 de setiembre, desde horas tempranas rodearon el lugar de trabajo del ofendido en San Pedro a la espera de que saliera.

El extranjero salió a las 9:55 p.m. en un vehículo Porsche Cayenne para dirigirse a un condominio en Granadilla de Curridabat. Fue seguido por los sospechosos.

Fue interceptado por los oficiales de Tránsito Jirón y Medrano y, de seguido, fue privado de libertad por cuatro sujetos.

Los imputados trasladaron a Creighton a la Trinidad de Moravia, en una propiedad de Aguirre Leal, quien es una adulta mayor.

Un hombre de apellido Ford, quien aceptó un proceso abreviado y fue sentenciado por los hechos, tomó el vehículo de Creighton con la finalidad de ocultarlo. Sin embargo, en San Francisco de San Isidro de Heredia, chocó contra un muro de concreto debido a la alta velocidad que conducía.

El hombre huyó del sitio y se fue a Moravia para reunirse con los demás y así realizar “acciones de custodia, control y sometimiento del ofendido”.

Durante la noche del 24 y madrugada del 25 de setiembre, amenazaron al estadounidense con matarlo y se comunicaron con la gerente de su empresa y la esposa para exigirles el pago de $5 millones en bitcoins que debían ser depositados en tres billeteras electrónicas.

La familia, entre las 2:00 a.m. y 4:00 a.m. del 25 de setiembre, depositó 148.38 bitcoins, equivalente en aquel momento a $950.800.

“Sin embargo, con el dinero en su poder, el grupo criminal decidió incomunicarse y darle muerte al ofendido”, explicó la jueza.

El 26 de setiembre del 2018, según la sentencia, Morales y Martínez trasladaron el cuerpo de Creighton al cementerio de Quepos, “lugar donde dispusieron su sepultura clandestina”.

Huida

Los miembros del grupo criminal, lograron monetizar parte del dinero virtual y distribuyeron las ganancias.

El líder Morales, salió de Costa Rica el 27 de setiembre, primero a Panamá y posteriormente viajó a Cuba donde se mantuvo oculto varios días.

El 29 de setiembre, las sentenciadas, Vega Aguirre, Solís Chaves y Sanabria Abarca, salieron del país rumbo a Cuba.

El 3 de octubre, se sumó el sentenciado Vega Aguirre y se reencontró con el resto del grupo para finiquitar detalles con relación a la distribución del dinero.

El 9 de noviembre del 2018, Morales viajó de Cuba a España donde alquiló una vivienda “para albergar y mantener oculto al resto del grupo criminal”.

Diez días después, las mujeres Vega y Solís, se fueron a España y se instalaron allá.

El 11 de enero del 2019, con la cooperación de la Policía española, se logró la detención de estas tres personas.

Finalmente, gracias a valiosa información confidencial, el 5 de octubre del 2019, se ubicó el cuerpo de Creighton en el cementerio de Quepos.

“Las pruebas forenses demostraron que se trataba de William Sean Creighton Kopko, cuya manera de muerte fue homicida”, manifestó la jueza.

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware