Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » Rector del Seminario: “Alguien con orientación homosexual podría sentir vocación, pero a la Iglesia le toca discernir esta vocación”

Rector del Seminario: “Alguien con orientación homosexual podría sentir vocación, pero a la Iglesia le toca discernir esta vocación”

by Lorena Bogantes

Según menciona el sacerdote tico, una persona homosexual puede sentir el llamado a la vida sacerdotal y le corresponde a la Iglesia discernir dicha vocación. Sin embargo, puntualiza en que se rigen por documento del Vaticano que señala que, “no puede admitir al Seminario y a las Órdenes Sagradas a quienes practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas o sostienen la así llamada cultura gay”.

De acuerdo con los lineamientos del Vaticano una persona homosexual no puede aspirar a una vida sacerdotal o religiosa.

En Costa Rica, el rector del Seminario Nacional, el padre Carlos Coto, explicó a Noticias Columbia que precisamente allí se rigen por el documento de la Santa Sede del 2005; este se llama “Instrucción Sobre los Criterios de Discernimiento Vocacional en Relación con las Personas de Tendencias Homosexuales Antes de su Admisión al Seminario y a las Órdenes Sagradas”.

Según menciona el sacerdote, una persona homosexual puede sentir el llamado a la vida sacerdotal y le corresponde a la Iglesia discernir dicha vocación, “tratando al joven con todo el respecto que exige su dignidad de persona en primer lugar y de ser hijo de Dios por el bautismo”.

“Alguien con orientación homosexual podría sentir vocación, pero a la Iglesia le toca discernir esta vocación”, explicó Coto.

(VIDEO) ¿Cuánto gana un sacerdote en Costa Rica?

Lo que dice Vaticano. Sin embargo, mientras se reconozca homosexual, aunque desee cumplir con los requisitos para el sacerdocio, incluyendo el celibato al que es llamado, lo que dice el Vaticano es claro.

“No puede admitir al Seminario y a las Órdenes Sagradas a quienes practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas o sostienen la así llamada cultura gay”.

“Dichas personas se encuentran, efectivamente, en una situación que obstaculiza gravemente una correcta relación con hombres y mujeres. De ningún modo pueden ignorarse las consecuencias negativas que se pueden derivar de la Ordenación de personas con tendencias homosexuales profundamente arraigadas”, agrega la instrucción del Vaticano.

El celibato debe ser practicado por los sacerdotes que se consideran heterosexuales, según documento.

A pesar de lo dictado en el Catecismo de la Iglesia Católica de que “se evitará cualquier estigma que indique una injusta discriminación”, la instrucción agrega que “por lo que se refiere a las tendencias homosexuales profundamente arraigadas, que se encuentran en un cierto número de hombres y mujeres, son también éstas objetivamente desordenadas y con frecuencia constituyen, también para ellos, una prueba”.

¿Cómo se justifica la instrucción del Vaticano?

En primer lugar, se basa en una reflexión del Sínodo de los Obispos de 1990 donde señala que “la presente Instrucción no pretende tratar todas las cuestiones de orden afectivo o sexual que requieren atento discernimiento a lo largo del período formativo. Contiene únicamente normas acerca de una cuestión particular que las circunstancias actuales han hecho más urgente, a saber, la admisión o no admisión al Seminario y a las Órdenes Sagradas de candidatos con tendencias homosexuales profundamente arraigadas”.

Ante esto, la instrucción señala que “en la Sagrada Escritura éstos (los actos homosexuales) son presentados como pecados graves. La Tradición los ha considerado siempre intrínsecamente inmorales y contrarios a la ley natural. Por tanto, no pueden aprobarse en ningún caso”.

La instrucción señala que daría la oportunidad a un joven ´si ya ha dejado de lado la homosexualidad´:

“Si se tratase, en cambio, de tendencias homosexuales que fuesen sólo la expresión de un problema transitorio, como, por ejemplo, el de una adolescencia todavía no terminada, ésas deberán ser claramente superadas al menos tres años antes de la Ordenación diaconal”.

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware